Nido de víboras

247

 

 

Por: Kukulkán

SIEMPRE A la vanguardia, Walmart de Cancún ofrece a su estimable clientela el alimento del mañana: insectos a granel, disponibles en varios tamaños y presentaciones y en diversos departamentos para que pueda encontrarlos fácilmente.

 

VISITE LAS áreas de frutas y verduras, o los pasillos de galletas, sopas e incluso dulces, donde podrá adquirir los bichos que necesite para darle gusto al paladar. De momento la oferta sólo contempla cucarachas y alguno que otro insecto despistado que ande por allí, que a final de cuentas se cobran igual.

 

PERO YA hablando en serio: ¿dónde está la autoridad sanitaria? Porque ir al súper y encontrarse con que hay cucarachas caminando entre las uvas de verdad es, por decirlo amablemente, a-s-q-u-e-r-o-s-o.

 

PORQUE SI bien algunos estudios internacionales señalan que el futuro alimenticio de la humanidad está en el mundo de los insectos, una cosa es entrarle con gusto a los chapulines con chilito, limón y sal; o a unos gusanos de maguey en taquitos y salsa picosita para darle sabor; chinicuiles, alacranes tostaditos y salados, y varias delicatessen más; y otra cosa es encontrarte cucarachas caminando entre los vegetales.

 

QUE ASÍ como van las cosas se acerca una crisis alimentaria no tanto por el exceso de cristianos como por el desperdicio de comida, más las actitudes irresponsables de una cadena de supermercados que no observa las más elementales reglas de higiene en el manejo de mercancía perecedera.

 

***

 

HABLANDO DE fallas, la Tesorería del hache Ayuntamiento de Benito Juárez se frotaba las manos (y los bolsillos) porque de acuerdo con sus previsiones, cobrar un extra por permitir que los expendios de alcohol funcionen en horario extendido por las noches era un ingreso segurísimo.

 

PERO EL hombre (y los municipios) proponen y los dioses disponen, y en esta ocasión el Dios de la Recaudación dijo que ¡nel! Así que lo recaudado ha sido inferior, harto inferior a lo que esperaban sus entusiasmados valedores.

 

NO SABEMOS si por incumplimiento de los negocios mismos o por falta de astucia de la autoridad, que tal vez pensó que era cosa de nomás decretar un impuesto y estirar la mano, el caso es que el dinero no ha caído como debiera.

 

¿QUÉ SIGNIFICA eso? Pues que los genios de la administración municipal tendrán que pedirle consejo a cualquier Godín o ama de casa experimentada en estirar el gasto para hacer que sus pesitos rindan.

 

***

 

LOS TAXISTAS andan envalentonados en todo el país. Bien que defiendan sus intereses y que muestren unión. Nomás deseamos que sus intereses fueran los mismos que los de sus sufridos clientes, que llevamos años padeciendo mal servicio.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 241