Ponen en riesgo la salud de 15 mil personas por falta de saneamiento de relleno sanitario

136

 

  • Padecen las consecuencias por falta de saneamiento y tratamiento de relleno sanitario

 

HERLINDO VAZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Se agudiza el riesgo de salud pública causado por la operación del tiradero a cielo abierto; hay al menos 15 mil habitantes en zonas aledañas que padecen las consecuencias por la falta de saneamiento y tratamiento de relleno sanitario.

Este lunes, personal del Juzgado Sexto de Distrito realizó una inspección al lugar para constatar la situación.

El abogado Héctor Pérez Rivero promovió un amparo en contra de la operación del tiradero a cielo abierto, por ser un riesgo de salud pública, principalmente con los niños, que en sus derechos se fundamenta el recurso.

El Juicio de Amparo quedó radicado como 306/2019, se basa en el derecho a la salud de los menores de edad de los fraccionamientos Sia´an Ka´an I y II, Las Américas en sus tres etapas y Flamingos.

En el recurso legal se presentaron estudios de enfermedades respiratorias y dermatológicas causadas por la operación irregular del tiradero a cielo abierto.

Pérez Rivero consideró que existen elementos para la clausura del lugar porque carece de tratamiento adecuado en el manejo de residuos sólidos.

Además, la saturación del lugar ha obligado a depositar basura en terrenos ajenos, lo cual agudiza el riesgo para la salud.

 

La fauna nociva

 

La existencia de fauna nociva y flujo de aves carroñeras por la zona son factores que complican el problema.

“Lo que se está viendo es todo lo evidente, el mal olor, las moscas y toda esa basura que está de este lado, lo cual no es un terreno que pertenezca al municipio; el basurero está de ese lado donde está el montículo y hoy vienen a constatar”.

Reconoció que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco carece de recursos para construir una nueva celda para la acumulación de basura, aunque destacó es una responsabilidad adquirida al asumir funciones el presidente municipal Othoniel Segovia Martínez.

 

El abogado expuso que existen elementos para la clausura del tiradero a cielo abierto, porque se carece de barda perimetral para delimitar el depósito de basura.

Tampoco hay alcantarillas, falta división de basura y los lixiviados se filtran directamente al suelo, por lo tanto, el foco de infección es grave.

“Este tipo de lugares ya no existen casi a nivel nacional, el tiradero de Chetumal es de los pocos, pero no recibe tratamiento adecuado”, denunció.

La negativa de la Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) a intervenir motivó el recurso de amparo.

El actuario del Juzgado Sexto de Distrito inspeccionó el tiradero para constatar la situación. En lapso de 15 días el órgano jurisdiccional deberá pronunciarse al respecto.

 

Quizá te interese: Buscará cabildo de Benito Juárez prohibir el ambulantaje subarrendado