El sargazo que llega a Quintana Roo es causado por la contaminación y el cambio climático: COP25

259

 

  • De acuerdo con el Comité Científico de la COP25, el exceso de nutrientes causado por fertilizantes, sedimentos y desechos sólidos derivados de actividades humanas está detrás de la proliferación de sargazo en los océanos.

 

FELIPE VILLA

CIUDAD DE MÉXICO.- Si este año fue malo, el que viene será peor. El Comité Científico de la 25 Conferencia sobre Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (COP25) determinó que el fenómeno del arribo de sargazo a las costas de Quintana Roo está asociado a la contaminación, el calentamiento global y el aumento de la temperatura del océano.

En el documento Océano y Cambio Climático. 50 Preguntas y Respuestas, elaborado por un grupo de 32 científicos coordinados por la oceanógrafa Laura Farías, se establece que, lejos de ser un fenómeno aislado, el sargazo incrementará su frecuencia e intensidad.

La COP25, también conocida como la Vigésimo Quinta Conferencia de las Partes y Décimo Quinta Conferencia de las Partes en Calidad de Reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto, se realizará entre el 2 y el 13 de diciembre de este año en Santiago de Chile. Científicos de todo el mundo preparan documentos que comprueban que el calentamiento global es un fenómeno real y que tendrá graves repercusiones para la vida.

En el informe se señala que el océano padece un proceso de “eutroficación”, el cual consiste “en el crecimiento excesivo de algas y bacterias (en general verdes) debido al exceso de nutrientes causado por fertilizantes, sedimentos, desechos sólidos o aguas servidas (se caracteriza por aguas de superficies densas y verdes)”.

Los científicos ejemplifican este proceso de eutroficación en el océano con el fenómeno del “sargazo en la proximidad de las costas de Quintana Roo en México”.

Esta eutroficación –según el estudio– se asocia con “proliferaciones de microalgas capaces de hacer fotosíntesis (fitoplancton), disminuciones de oxígeno en el agua, mortalidad masiva de peces y crustáceos y proliferación de especies de pocos predadores como las medusas”.

El proceso que termina por saturar de sargazo las playas de Quintana Roo comienza, se explica en el estudio, con una carga importante de nutrientes, como nitrógeno, fósforo y silicio en las aguas de los océanos. Esto produce un desequilibrio en los ciclos de nutrientes.

De acuerdo con el documento, el exceso de nitrógeno y fósforo, principalmente, tiene origen “antrópico”. Es decir, proviene de actividades humanas como el establecimiento de plantas de tratamiento, los cultivos de moluscos o peces y la tala de bosques en la proximidad de ríos.

Esta situación estimula la producción biológica y la proliferación de fitoplancton. “A medida que el fitoplancton se hace más abundante y cubre una extensión mayor en la superficie del océano, se produce una disminución de la luz disponible y aumenta la turbiedad del agua”.

El Comité Científico del COP25 explica que el proceso requiere un alto consumo de oxígeno, pues es necesario para oxidar el exceso de materia orgánica que se genera. Tal consumo llega a niveles “hipóxicos”, es decir, se produce una deficiencia de oxígeno en los mares. “En esta etapa, la hipoxia puede generar mortandad masiva de peces por la mayor respiración del material orgánico”.

El estudio señala que la eutroficación también aumenta los niveles de dióxido de carbono en el agua, lo que contribuye a la acidificación del océano.

“Sabemos que la ocurrencia de floraciones algales y la eutroficación se relaciona con la temperatura. El calentamiento global y el aumento de la temperatura del océano tendrán un efecto en la frecuencia e intensidad de estos procesos.”

O dicho de otra manera, vienen tiempos difíciles.

 

Quizá te interese: Mejora proceso de selección de personal para administración estatal