Impone Ecuador toque de queda

81

*Toman indígenas Asamblea Nacional; sabotean principal oleoducto del país

 

Reforma / Staff

El Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó ayer un toque de queda que aplicará en los alrededores de instalaciones clave y de edificios del Gobierno entre las 20:00 y 5:00 horas mientras dure el estado de excepción vigente.

La medida fue tomada después de que manifestantes indígenas irrumpieran en el edificio de la Asamblea Nacional, y posteriormente fueron desalojados del parque en el que se concentraron en rechazo al alza de los precios de los combustibles.

En Quito, unas 10 mil personas se concentraron en una céntrica plaza de la ciudad en protesta contra la medida del Presidente Moreno de suspender un subsidio a los combustibles, entre otras medidas de ajuste económico .

Por la tarde, en el centro de la capital, los manifestantes tomaron por alrededor de dos horas las instalaciones del Parlamento e ingresaron hasta el pleno de sesiones tras un enfrentamiento con policías que trataron de impedir su paso con gases lacrimógenos.

Luego, a primeras horas de la noche, la Policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los miles de indígenas que estaban concentrados en un parque, provocando que muchos de ellos se refugiaran en las instalaciones de la Casa de la Cultura.

Ante la escalada en las protestas, el Mandatario declaró la semana pasada el estado de sitio en el país y ayer anunció que trasladaba la sede del Gobierno a Guayaquil, la segunda ciudad más importante la nación y considerada como la capital económica de Ecuador.

En tanto, opositores al Presidente sabotearon el principal oleoducto del país y tomaron instalaciones petroleras en dos provincias.

El Ministerio de Energía informó que personas ingresaron de manera violenta a las instalaciones de tres bloques petroleros de la empresa pública Petroamazonas, ubicados en Orellana y Sucumbíos.

La dependencia dijo ayer que no había podido restablecer la operación de estos bloques en su totalidad y que de mantenerse esta situación, las pérdidas de producción petrolera alcanzarán los 165 mil barriles de petróleo diarios.

El Ministerio agregó que otro grupo de personas tomó las instalaciones de control del principal oleoducto del país y lo paralizó por casi dos horas y media impidiendo el bombeo de 36 mil 239 barriles de petróleo, lo que causó pérdidas por 1.7 millones de dólares.

Hasta anoche, no estaba claro si las instalaciones habían sido recuperadas o permanecían bloqueadas. Autoridades reportaron escasez de gasolina y de gas doméstico en seis provincias.

Para hoy se espera un paro nacional convocado por el Frente Unitario de Trabajadores, la central obrera más grande del País, y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador.

Te puede interesar :