Arrecia ira en Quito

98

*Informan indígenas que retuvieron a 47 militares en Tambillo

 

Reforma/ Staff

QUITO.- Ecuador vivió ayer otra intensa jornada de protestas y enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden durante la huelga nacional en el país por las medidas económicas impuestas por el Presidente, Lenín Moreno.

Dos grandes movilizaciones se realizaron ayer en Quito, una encabezada por sectores indígenas y otra liderada por grupos sindicales.

La marcha convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) llegó al Centro Histórico de la capital de manera pacífica y tomaron distancia de los trabajadores. Los manifestantes gritaron consignas en las que pedían que se derogue el Decreto 883, el cual establece la eliminación de los subsidios a los combustibles.

Te puede interesar : Impone Ecuador toque de queda

Por su parte, la marcha de los grupos sindicales se tornó violenta y hubo enfrentamientos que duraron horas entre encapuchados y efectivos policiales, quienes permanecían tras mallas metálicas. Las fuerzas del orden lanzaron gases lacrimógenos en el Centro de la ciudad, según informaron medios locales.

Los manifestantes, armados con piedras y palos, aventaron objetos y prendieron fuego en las calles ecuatorianas.

“Lo que hizo el gobierno es dar un premio a la gran banca, a los capitalistas del país y un gran castigo a los ecuatorianos pobres”, afirmó Mesías Tatamuez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT).

Hacia la noche, se reportó en redes sociales que la Policía había desalojado a indígenas del parque El Arbolito con varios disparos de gas lacrimógeno, dicho sitio se había convertido en su punto de reunión desde el lunes.

Las fuerzas del orden también lanzaron bombas lacrimógenas en las inmediaciones de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y la Universidad Politécnica Salesiana, las cuales acogieron a indígenas para que acamparan ahí.

Personas en la zona denunciaron que había mujeres y niños. En tanto, la Ministra del Interior, María Paula Romo, reconoció que esos hechos sí sucedieron, pidió disculpas y aseguró que no volverá a ocurrir.

Además, confirmó que nadie ha fallecido durante las protestas y que hay 714 detenidos por actos de violencia.

El Gobierno de Ecuador afirmó ayer que ya habían empezado el diálogo con los indígenas, tras presentar una serie de propuestas, que tienen que ver con agua, tierra, equidad, educación. Sin embargo, la Conaie anunció que no han negociado con el Gobierno “represor y criminal”. Ante la crisis, las clases seguirán suspendidas en todo el país.

La Unión de Organizaciones Indígenas de Saquisilí informó que por el estado de excepción, impuesto por la Conaie en sus territorios, se retuvo a 47 militares el día martes en el sector de Tambillo.

En un comunicado, piden que las fuerzas del orden paren la represión contra el pueblo y liberen a sus compañeros.

Te puede interesar : Cercan miles Quito; Lenín, a Guayaquil