Conmemoran 53 años de Plan DN-III-E

119

 

  • Con un simulacro de terremoto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) conmemoró 53 años.

 

Óscar Luna/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 10-Oct-2019 .-Con un simulacro de terremoto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) conmemoró 53 años de la primera aplicación del Plan DN-III-E.

Este plan de auxilio se usó por primera vez el 10 de octubre de 1966, tras el paso del huracán “Inés” en los estados de Veracruz y Tamaulipas que provocó el desbordamiento del río Pánuco.

En las instalaciones del Campo Militar 1A, 120 elementos simularon el rescate de una persona con vida debajo de una estructura de concreto colapsada.

“El protocolo que se activa en el caso de un sismo es integrar primeramente el equipo de rescate urbano de la Secretaría de la Defensa Nacional”, explicó el Coronel Juan José Montiel.

“Este equipo está integrado con células de seguridad, una célula de búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, equipos de binomios canófilos para la búsqueda de personas, equipo de atención de emergencias para desinfectar áreas, un equipo de medicina táctica y un equipo de remoción de escombros”.

En el simulacro, un equipo especializado revisó la presencia de radioactividad en el edificio derrumbado y posteriormente un binomio canino verificó la presencia de vida humana entre los escombros.

Una vez ubicada una víctima, se procedió a demoler los bloques de concreto y acero que obstruyeron el paso, y después otro equipo rescató a la víctima, diagnosticó la gravedad de las lesiones, le brindó los primeros auxilios y la trasladó a un hospital.

El ejercicio de simulación para poder rescatar a la persona entre los escombros duró más de una hora y media, pero en casos reales puede tomar más tiempo.

“El promedio para realizar el rescate depende su ubicación en el lugar, podemos decir que este es un ejercicio de estructuras colapsadas y normalmente vamos a enfrentar diferentes situaciones en el que haya que romper concreto, acero y otro tipo de material que nos va dificultando el rescate, por eso es necesario que el personal del Ejército permanezca permanentemente adiestrado”, comentó.

El Plan DN-III-E atiende fenómenos geológicos e hidrometeorológicos, así como accidentes aéreos y terrestres, tomas clandestinas, incendios forestales e incendios urbanos.

“Es una parte muy confortable para todo el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, todos los soldados del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana somos el Plan DN-III-E y nos sentimos orgullosos de poder colaborar y aportar a la sociedad que se encuentra en una situación de emergencia y de desastre”, expresó.

 

Quizá te interese: Suspenden a Magistrado que votó contra Sta. Lucía