(VIDEO) Ganan terreno enfermedades mentales ante limitación de recursos e infraestructura

159

 

  • Insuficientes, las dos unidades de Especialidad Médica Centro Integral de Salud

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- El Día Mundial de la Salud Mental es una oportunidad para concientizar y movilizar a la población acerca de lo que implica socialmente.

El psicólogo Alejandro Baeza Ruíz, consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, reconoció que son escasos los recursos para atender el tema tanto a nivel estatal como federal, lo cual limita hacer frente a las enfermedades ocasionadas por problemas de salud mental.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año, cerca de 800 mil personas fallecen por esta causa y otras muchas intentan suicidarse. El suicidio no respeta edades y es la segunda causa de defunción entre jóvenes de 15 a 29 años de edad.

El psicólogo considera que contar con dos unidades de Especialidad Médica Centro Integral de Salud resulta insuficiente para atender a la población que cuenta con algún problema de salud mental.

“No se trata de buscar culpables, se trata de señalar lo que hay en este momento, que los recursos son escasos y que hay prioridades, porque ese ha sido el discurso estatal en los últimos tres sexenios estatales, pero cada vez con mayor frecuencia tenemos información de que la salud mental tendría que ser una prioridad”.

Desatender los problemas de salud mental traería consigo consecuencias irreparables, puesto que cuando más temprano se diagnostique algún padecimiento, mayor eficacia tendrá el tratamiento.

“Es una realidad que por municipio tendría que haber, por lo menos, una área de salud mental y trabajar de la mano con la Secretaría de Salud y con el DIF estatal, que son las dos dependencias que más han trabajado el tema”.

 

Aún es un tabú

 

Para Baeza Ruíz, la salud mental todavía se maneja como un tabú en la sociedad, pues a pesar de que cada día se habla más sobre los problemas derivados, aún existe resistencia por abrirse y hablar sobre ello.

De acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Salud, los servicios estatales de salud atienden los trastornos mentales en la ciudad de Chetumal y Cancún.

Esto, a través de las Unidades de Especialidad Médica Centro Integral de Salud Mental (Uneme Cisame), las cuales cuentan con una atención integral que incluye los servicios de psiquiatría, psicología, enfermería y trabajo social.

Las unidades tienen como objetivo proporcionar atención integral en salud mental ambulatoria a toda persona que lo solicite; incluye prestar servicios de promoción de la salud mental, diagnóstico temprano y tratamiento mediante consulta externa.

Además, operar como punto de enlace entre la población y los otros niveles de atención y servicios del sistema en materia de salud mental y dar seguimiento como control al tratamiento de personas que presentan algún trastorno mental.

Ambas unidades realizan actividades de promoción a la salud mental y de prevención de los trastornos mentales a través de pláticas, talleres y actividades de capacitación en salud mental, bajo los criterios de inclusión y exclusión, donde brindan atención exclusiva para personas de 6 a 59 años de edad.

Toda atención de emergencia que se requiera debe ser canalizada al área de urgencias del hospital general más cercano; los pacientes con seguro serán atendidos en una consulta inicial y posteriormente referidos a su unidad derechohabiente.

Los factores que influyen el estado de salud y contacto con los servicios de salud deben ser atendidos a partir de la consulta subsecuente, de preferencia en terapia grupal y talleres psicoeducativos. Aplica para usuarios que no sean de carácter prioritario.

 

Atención que se brinda

 

Los trastornos que atiende la Uneme Cisame se remiten a los siguientes, siendo estos de carácter prioritario: esquizofrenia y otros trastornos psicóticos; trastornos del estado de ánimo; trastornos de ansiedad y neuróticos

Además, trastornos somáticos; trastornos de personalidad; trastornos generalizados de desarrollo, así como trastornos del comportamiento y emociones.

Durante 2018, las Unidades de Especialidad Médica Centro Integral de Salud atendieron principalmente cinco diagnósticos. El trastorno depresivo en edades de seis a 60 años o más, atendió un total de mil 689 personas.

En cuestión de problemas de relación paterno filiales se atendieron a 655 personas; en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad se atendieron a 646 ciudadanos.

Otras 609 personas fueron atendidas por presentar trastorno de ansiedad generalizada, mientras que por problemas conyugales se brindó atención a 350 personas.

Gerardo Bernal Pasos Ortiz, responsable estatal del Programa de Salud Mental, reconoce que existe recurso humano suficiente en Benito Juárez, Solidaridad y Othón P. Blanco, así como colaboradores en el resto de los municipios.

Se debe a la estrategia de capacitación, que tiene como objetivo formar a los médicos y enfermeras para brindar una atención afectiva a pacientes con problemas de salud mental.

Aunado a esto, los Servicios de Salud brindan cada mes pláticas enfocadas a los principales problemas de salud mental que persisten en la entidad, que son depresión, ansiedad, suicidio, anorexia y bulimia.

Recientemente se ampliaron los temas, y se incorporaron la conducta y comportamiento, especialmente dirigido a niños.

Ambos especialistas contrastan, pues Pasos Ortiz expresó que “sería un error poner una unidad en cada municipio; lo ideal, según el modelo Miguel Hidalgo, sería la implementación de módulos de atención de salud mental, ya sea al interior de un centro de salud o al interior de los hospitales”.

Los módulos, refiere, se deberían aplicar con base en un análisis de población, para ubicar donde sería prioritario tener estos espacios.

Actualmente, 50 por ciento de las atenciones de salud mental en Quintana Roo se derivan a cinco diagnósticos en específico, tres de ellos por problemas mentales y dos por problemas psicosociales.

 

Quizá te interese: Buscan autonomía para la Universidad de Quintana Roo; dependerá de recursos de los gobiernos