Cuesta 19 mil millones de pesos nuevo etiquetado 

149

 

*Calculan periodo de seis meses para rediseñar etiquetado frontal

 

Charlene Domínguez

Poco más de 19 mil millones de pesos costará el nuevo etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas, que deberán realizar diseñadores gráficos profesionales, estimó la Secretaría de Economía.

De acuerdo al Análisis de Impacto Regulatorio (AIR) que presentó la SE a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), el único costo que deberán asumir los productores y comercializadores de estos productos obligados a cambiar sus etiquetas, será el rediseño de la información en la parte frontal de los empaques.

Para estimar los costos que significará por el trabajo de los diseñadores gráficos, la SE tomó en cuenta el sueldo más alto registrado en el mercado laboral para un profesional de este tipo, que es de 16 mil 500 pesos mensuales.

Luego, consideró un periodo de seis meses para rediseñar el sistema de etiquetado frontal, lapso en el que se pagarían en total un monto de 99 mil pesos por concepto de honorarios para un diseñador gráfico.

El documento señala que hay 192 mil 525 unidades económicas identificadas que corresponden al sector de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuyos rubros más importantes son los fabricantes de refrescos, galletas, panificación industrial y alimentos envasados, y con esto es que se determina un costo total de 19 mil 59 millones 975 mil pesos.

La Secretaría dijo que la Norma Oficial Mexicana vigente, que es la NOM051-SCFI/SSA1-2010, ya contempla el etiquetado de los alimentos preenvasados y bebidas no alcohólicas, por lo que no consideró que se generen costos por reetiquetar los productos ya fabricados.

“En los artículos transitorios primero y segundo ya se considera una entrada en vigor posterior a la fecha de su publicación como norma definitiva en el Diario Oficial de la Federación.

“El objetivo de estos artículos es que se puedan agotar de los inventarios los productos que ostentan el etiquetado vigente, precisamente para que no se tenga que incurrir en duplicidad de costos para los fabricantes. En este sentido, el único costo que se deberá de llevar a cabo por parte de los sujetos obligados será por el rediseño de la información en el etiquetado frontal”, expuso.

En el número de unidades económicas señaladas en el análisis ya se encuentran contemplados los comercializadores de productos de origen extranjero, es decir, los sujetos obligados al rediseño de las etiquetas de dichos productos se encuentran en territorio nacional, acotó.

Las entidades con la mayor concentración de unidades económicas de la industria alimentaria son el Estado de México, Puebla, Oaxaca, Ciudad de México, Veracruz y Jalisco.

Te puede interesar : Niegan amparo a Félix González