Llega a México danza inclusiva

191

 

  • Se presentarán en el Festival Internacional Cervantino (FIC) para promover mensajes de inclusión.

 

 

Por: FRANCISCO MORALES V. / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Luca “Lazylegz” Patuelli es imparable. Girando como tornado sobre el suelo, o saltando con la pura fuerza de sus brazos y las piernas en el aire, el bailarín de breakdance canadiense reivindica la libertad con cada uno de sus movimientos, con o sin muletas.

 

“La belleza del breaking y del hip-hop es que ser único y ser diverso es una fortaleza”, explica el b-boy, un astro del género que nació con artrogriposis, un desorden muscular que afecta huesos y articulaciones.

 

“El hecho de que use muletas y tenga la parte de arriba del cuerpo más fuerte que el de la persona promedio me permite hacer movimientos que otros no pueden”.

 

Lazylegz (que significa “piernas flojas”, en inglés), es el fundador del crew internacional de danza ILL-Abilities, conformado por b-boys de diversos países que también supieron darle la vuelta a los retos que les impuso su salud.

 

Sus siete miembros permanentes se han sobrepuesto a malformaciones en extremidades, problemas de audición, parálisis y secuelas del cáncer para mostrar que, en el mundo de este baile urbano, los límites son inexistentes.

 

“Creo que el breaking y el hip-hop son algunos de los tipos de arte más incluyentes en nuestras comunidades”, explica Patuelli, quien reunió al grupo en 2007.

 

“El 95 por ciento se trata de inclusión y expresión de uno mismo. Con este baile, no importa qué edad, raza, género o habilidad uno tenga, cualquiera puede participar”.

 

A presentarse el miércoles 16 y jueves 17 en el Festival Internacional Cervantino (FIC), el grupo conjunta a bailarines con exitosas carreras propias en el circuito internacional de danza que, al reunirse, promueven un mensaje común.

 

“Cuando estamos juntos, competimos y nos presentamos, pero también educamos, enseñamos y promovemos el mensaje para acrecentar la conciencia social sobre el empoderamiento propio, la inclusión y para alentar a las personas de todas las edades y habilidades”, detalla el fundador.

 

El nombre de la agrupación es un juego de palabras que se vale del código en el mundo del breaking y hip-hop que establece que términos negativos signifiquen lo opuesto. De esta forma, “ILL” (enfermo), junto con la palabra “Abilities” (habilidades) se convierte en una celebración de la destreza de los bailarines.

 

“Queríamos quitar la palabra ‘discapacidad’ (disability, en inglés) y reemplazarla con ILL-Ability, porque creemos que todo mundo tiene un talento oculto por dentro y que cada persona en este mundo tiene una habilidad única; sólo necesitamos tomarnos el tiempo para descubrir cuál es”.

 

Tanto en el FIC, como en el Teatro de la Ciudad, el 23 de octubre presentarán la pieza de teatro danza Dis-Connect, en el que cada uno de los bailarines retrata las dificultades que ha tenido que superar.

 

“Es, básicamente, la historia de nuestras vidas interpretadas a través de la danza”.

 

La pieza se compone de un solo por cada integrante, intercalando números colaborativos con el ensamble completo o con algunos de sus integrantes.

 

“En los solos, cada bailarín interpreta su historia de vida y cómo afrontar sus retos a través de la danza”.

 

Con sus arriesgadas maniobras acrobáticas y dancísticas, los siete miembros de ILL-Abilities derriban la noción de las cosas imposibles.

 

El grupo

Los miembros de ILL-Abilities han convertido sus padecimientos en aliados:

Luca “Lazylegz” Patuelli (Canadá). Artrogriposis.

Jacob “Kujo” Lyons (EU).  Problemas de audición.

Redouan “Redo” Ait Chitt (Holanda). Malformaciones en todo el cuerpo.

Sergio “Checho” Carvajal (Chile). Malformación en una pierna.

Jung Soo “Krops” Lee (Corea del Sur). Parálisis.

Samuel Henrique “Samuka” da Silveira Lima (Brasil). Sobreviviente de cáncer.

Lucas “Perninha” Machado (Brasil). Malformación en una pierna.

 

Quizá te interese: Parte de las remodelaciones del MoMA incluyen la ampliación en exhibiciones