Refleja la violencia La Paloma y el Lobo

180

 

  • El filme compite en la categoría de Largometraje Mexicano en el FICM.

 

MAURICIO ANGEL/AGENCIA REFORMA

MORELIA, MICH.- La sensación de peligro con la que el director Carlos Lenin se ha acostumbrado a vivir en su natal Monterrey le sirvió de inspiración para su nueva cinta La Paloma y el Lobo, la cual cuenta con un enfoque especial al sonido.

“Lo que sentí que debía compartir con el espectador era la sensación de vacío y nimiedad que se llega a sentir cuando ves estas cosas, las enfrentas, te pasan de lado. La sensación de temor absoluto y de terror más que lo explícito, que de alguna forma resulta reconfortante.

“Conscientemente decidimos no mostrar la violencia de manera explícita, pero sí manifestarla como una atmósfera o a través de los sonidos, por ejemplo”, señaló el cineasta.

El filme compite en la categoría de Largometraje Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y ya fue reconocido con el premio Swatch Art Peace Hotel en el Festival de Cine de Locarno.

En opinión del director, al mostrar imágenes de sangre y balas le ofrece al espectador la posibilidad de distanciarse al saber que las cosas ocurrieron en otro lugar, mientras que la sensación lo puede rodear en cualquier momento.

“Mi familia sigue en Linares, a todos nos han pasado cosas. Siempre lo sientes, estás comiendo, en una fiesta familiar, y siempre está amenazando con entrar a cuadro está violencia sin nombre”, destacó.

La cinta, protagonizada por Paloma Petra y Armando Hernández, sigue a una pareja que trata de mantener su relación, afectada de forma indirecta por la inseguridad de su región.

“Si logramos abstraer lo que nos duele de la violencia que vive el País día con día, vamos a obtener el símbolo, lo que afecta a gente pequeñita como nosotros, que justo en este entorno está tratando de vivir su vida, quererse amarse, ver una película”, explicó.

 

Quizá te interese: Promueven con Inesperado conciencia en favor de la vida