(VIDEO) ‘Sí se puede dejar el alcoholismo’

182

 

  • El reto es lograr que las personas que consideren tener problemas con el alcohol lo reconozcan.

 

OMAR ROMERO 

CANCÚN, Q. ROO.- Las personas con problemas de alcoholismo sí pueden salir adelante, el primer paso es reconocer que tienen una adicción y buscar la ayuda de los especialistas, expresó Jaime Flores Osorio.

El coordinador del Comité de Centros de Tratamiento del Área 2 de Quintana Roo, de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos, expresó que el objetivo que tienen es lograr que las personas que consideren tener problemas con el alcohol lo reconozcan.

Principalmente a través de los testimonios de la gente que ya ha pasado por estas circunstancias.

“Lo que hacemos es compartir nuestras experiencias, eso hace que las personas escuchen y reflejen lo que están viviendo. Sí se puede bastante (salir adelante); quienes crean que tengan problemas con su manera de beber que se acerquen, vean y puedan tomar una decisión, pero que no desechen lo que no conocen”.

Al escuchar las experiencias, tienen la oportunidad de reflejarse y tomar la mejor decisión.

Sostuvo que para que una persona deje de beber necesita de otro alcohólico para comprender esta enfermedad y buscar la ayuda de los especialistas, por ello invitó a la gente acercarse a los grupos de Alcohólicos Anónimos.

Flores Osorio agregó que una de las problemáticas que hay en la entidad es que la persona difícilmente va a reconocer que tiene adicción al alcohol y esta surge por los problemas sociales como la migración, ya que la gente al sentirse sola recurre a la ingesta de bebidas embriagantes y después es complicado dejar de ingerir.

Otro de los integrantes de esta agrupación aseveró que hay quienes se dicen maestros en el alcoholismo, porque ya lo han vivido, porque saben lo que pasa cuando una persona no tiene dinero para comprar alcohol, sintieron la frustración al tratar de dejar de beber y no lo lograron, además tienen la clave para mantenerse sobrios.

“Hay que reflexionar y preguntarnos ¿Qué más puedo hacer por un alcohólico? ¿Qué estoy dispuesto a dar para salvar una vida a un alcohólico y por ende a su familia? Estamos dispuestos y juntos lo vamos a lograr”.

 

Quizá te interese: El logotipo que se volvió escudo