Culpan a Gobierno de desaceleración

130

*Ayudaría abrir a IP inversión en Pemex y la aprobación del T-MEC

 

Jessika Becerra

La desaceleración de la economía mexicana fue hecha en casa por la incertidumbre que generaron las señales del Gobierno, acusó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA.

“Este año ya no dan los números, la economía mexicana ya no va a crecer nada, y en efecto, parte del asunto tiene que ver con situaciones externas, pero mayoritariamente esta desaceleración fue hecha en casa”, declaró al participar en un evento del Oxford Business Group.

“Esta desaceleración se debe a un desplome muy grande en la inversión que se explica por señales que envió el nuevo Gobierno, que hicieron pensar que en México quizá podría haber dudas acerca de si se respetaban contratos y si se podía planear a largo plazo”, agregó.

Creo, advirtió, que en tanto no se disipen estas señales, se seguirán teniendo bajos niveles de inversión y no se va a crecer, independientemente de lo que pase en la economía global.

“Si uno viese lo que creció la economía de Estados Unidos y el sector de manufacturas, eso no explica que no estemos creciendo, lo que lo explica es este desplome en la inversión”, dijo.

El analista sostuvo que hay dos alternativas para revertir la tendencia de menor crecimiento.

Primero, el Gobierno requiere cambiar de opinión y abrir la inversión privada en Pemex y en el sector energético para impulsar el crecimiento.

A su vez, si en Estados Unidos se ratifica el T-MEC (USMCA, por su siglas en inglés), también habría expansión económica. “Si estas cosas ocurren, sí podemos pensar en no tener crecimientos muy altos, como los que podría tener el País, pero por lo menos acercarnos a las tasas que habíamos tenido en el pasado.

“Si estas dos cuestiones no ocurren, creo que podemos ver periodos prolongados de crecimiento muy bajos en México, que sería sumamente preocupante”, manifestó el especialista de BBVA.

Reiteró que es fundamental reactivar la inversión para que en 2020 haya mejor crecimiento.

En el mismo evento María Ariza, directora de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), destacó la necesidad de generar certidumbre.

“Definitivamente lo que más necesitamos es la confianza para hacer emisiones, un ambiente de certidumbre, una conversación, y dejar dimes y diretes y dejar polarizaciones entre la iniciativa privada y el sector público, y construir entre todos un ambiente mucho más sólido donde se permita que haya apetito tanto de empresas por llegar a los mercados, como de inversionistas por participar en estas emisiones”, mencionó.

“De otra forma sería muy complicado pensar en un mercado bursátil que siga profundizándose”, agregó la directora de BIVA.

Te puede interesar : Ensucia Morena elección de consejeros distritales en el estado