Ensucia Morena elección de consejeros distritales en el estado

251

 

  • Las ‘marrullerías’ estuvieron a la orden del día en el proceso electoral de Morena.

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Tras darse a conocer los resultados finales de la elección

de consejeros distritales del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la entidad, vino la lluvia de denuncias contra funcionarios públicos a nivel municipal y estatal por entrometerse en el proceso a pesar de estar prohibido.

La lista de denuncias ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, la encabeza la alcaldesa Mara Lezama Espinosa por presuntamente violar los estatutos de Morena al entrometerse en el proceso.

La munícipe es señalada de coaccionar a militantes morenistas para inducir el voto a favor de dos de sus candidatas: Reyna Arelly Durán Ovando y María Fernanda Trejo Quijano.

Ambas resultaron ganadoras de la elección de consejeros políticos en el Distrito III, a pesar de no ser elegibles por ostentar el cargo público de diputadas locales en la XVI Legislatura del Congreso de Quintana Roo.

Francisco Javier Pinzón Dula, militante de Morena, fue uno de los que denunció a Lezama Espinosa y algunos colaboradores de coaccionar a los electores del partido para votar por sus candidatas.

Pinzón Dula relata que una persona de nombre Alejandra Juárez se presentó en su casa como trabajadora del Ayuntamiento para ofrecerle 500 pesos, transportación de ida y vuelta y un desayuno, a cambio del voto para Durán Ovando y Trejo Quijano como consejeras distritales.

El director de Desarrollo Social en Benito Juárez, Enrique Arturo Baños Abedun, también fue señalado por participar en actos oficiales de Morena en horas de trabajo, además de ser el operador político de la alcaldesa previo al proceso de elección.

Enterado de la intromisión de funcionarios públicos de distintos niveles de gobierno en la contienda interna de Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió en su mañanera de ayer que lo conducente es separarse del cargo que ocupan.

“El mensaje es que no se metan, el que se meta con partidos, en procesos como el que está llevándose a cabo en Morena, el funcionario que se meta a eso, lo primero es separarlo del cargo, pedirle su renuncia de inmediato, y ponerlo a disposición de la Fiscalía Electoral, entonces, hay algunos que les cuesta trabajo entender esto”, reconoció el jefe del Ejecutivo federal.

En la tarde de ayer, López Obrador se reunió con los 32 superdelegados de su gobierno para tratar el asunto, donde insistió en que esas prácticas antidemocráticas no están alineadas con la Cuarta Transformación.

“Les pido abstenerse de actuar, en su carácter de funcionarios públicos, en asuntos partidistas. También está prohibido utilizar bienes, imágenes, programas sociales o cualquier otro recurso público que deben destinarse, sin ninguna distinción, y exclusivamente, al beneficio de los ciudadanos”, ordenó.

 

Quizá te interese: Conceden a Roberto Borge audiencias virtuales