Llega Filippa a ‘Carmina’

208

 

  • La soprano italiana se unió a Carmina Burana, en CDMX.

 

BRENDA MARTÍNEZ/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Regresando a sus orígenes musicales, la soprano italiana Filippa Giordano sorprendió en su debut en Carmina Burana, un espectáculo inspirado en los placeres mundanos de los goliardos (o clérigos vagabundos).

En conjunto con 250 artistas más, entre ellos su padre Marcello, la llamada Diva de la Ópera Pop logró la ovación de 10 mil personas, cifra de organizadores, al cantar temas de corte medieval en la celebración del décimo aniversario del show realizado en el Auditorio Nacional el martes.

Con un atuendo rojo con brillantes dorados y un velo, que caía de su cabeza hasta sus brazos, la cantante fusionó su voz con el coro Schola Cantorum, integrado por niños, y la Orquesta Sinfónica Nacional, para interpretar la cantata escénica original del alemán Carl Orff.

“Amor Volat Undique”, “Ego Sum Abbas” y “Ecce Gratum” fueron algunas de las piezas que se entonaron al unísono, con una escenografía de fondo conformada por estructuras metálicas que asemejaban el interior de una capilla.

Su interpretación le valió un aplauso de varios minutos, de jóvenes y adultos, en tanto ella les hizo una reverencia antes de desaparecer del escenario.

Antes, el primero en acaparar las miradas y llevarse el reconocimiento de los asistentes fue el primer bailarín del Royal Ballet de Londres, Valentino Zucchetti, quien ejecutó su coreografía única del Bolero de Ravel.

El artista italiano destacó en el entarimado, que en ese instante fue iluminado por una luz roja, por realizar una serie de saltos y piruetas durante cerca de 15 minutos que duró la pieza musical, que también incluyó “O Fortuna”.

Varios espectadores no dejaron de capturar con sus celulares el montaje musical, reconocido con el premio Luna del Auditorio Nacional en 2009 como Mejor Espectáculo en la Categoría de Danza.

Para darle mayor viveza al show, los bailarines de Danza Contemporánea de Cuba le dieron forma física con sus movimientos simultáneos de pies, brazos y cabezas a las letras de los temas que también entonó el contratenor de la Capilla Sixtina del Vaticano, Stefano Guadagnini.

 

Quizá te interese: Llega Marvel en podcast