(VIDEO) NIDO DE VÍBORAS

393

 

IZQUIERDA, DERECHA, abajo, arriba, al centro, ¡otra vez! No importa la banda del espectro político, el manoseo es elemento fijo del menú de marrullerías al interior de los partidos.

EL MÁS reciente ejemplo es la autoproclamada esperanza de México, Morena, cuyas asambleas distritales en varias partes del país resultaron en un caos que obligó a suspender su proceso.

PERO NO nos hagamos los sorprendidos, que desde su inicio y por mucho crédito que tenga Andrés Manuel López Obrador, la política de puertas abiertas del partido permitió que muchos advenedizos y tránsfugas de otros partidos hallaran un refugio y alivio para sus penas.

LA SACUDIDA que Morena representó para el sistema político mexicano fue muy buena en términos generales, aunque ya se sabía que en el fondo sería más de lo mismo. En ese sentido, las siglas, los nombres y las marcas pueden variar pero la sustancia activa sigue siendo igualita y no pinta que vaya a ser diferente.

ESO SÍ, el espectáculo de comedia está garantizado a todos los niveles y en todas las pistas, incluido Benito Juárez, donde la alcaldesa Mara Lezama ya puede presumir en su currículo de tener denuncias en su contra en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, la famosa Fepade, quesque por andar metiendo la mano donde no debe.

¿ALGUIEN ECHABA de menos al PRI?

COMO PARTE de la nueva estrategia municipal de predicar con la palabra, el día de ayer la Dirección de Ecología en Cancún estrenó su cascada ecológica, una sencilla pero efectiva caída de agua que aprovecha el agua de lluvia para crear un efecto relajante al interior de sus oficinas.

LA SINGULAR medida, dicen los enterados, forma parte de las nuevas disposiciones que marca la ley en contra del estrés laboral, que precisamente entró en vigencia ayer.

DE TAL forma, no sólo se aprovecha la fuerza de la naturaleza para ambientar el lugar de trabajo, sino que también se contribuye a armonizar exterior con interior, muy en concordancia con lo que una Dirección de Ecología debe procurar.

EL TENUE sonido del agua pringando en cubetas y el efecto humidificador que esto procura en el ambiente, seguramente tiene a los empleados de la dependencia muy tranquilos y relajados.

(CLARO QUE los envidiosos dirán que se trató de filtraciones de agua a causa de la fuerte lluvia de ayer en la mañana, de la cual no quedó más que el rastro de unos charquitos aquí y acullá, pues en la tarde el cielo despejado pareció desmentir cualquier aguacero previo; qué le decimos, así es el Caribe.)

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 254