Pide balotaje Organización de Estados Americanos a Bolivia

90

*Acusan México y Nicaragua injerencia de Misión en elecciones

 

Reforma / Staff

WASHINGTON.- La Organización de Estados Americanos (OEA) exhortó ayer a las autoridades bolivianas a celebrar una segunda vuelta electoral sin importar la diferencia entre los dos candidatos presidenciales más votados: Evo Morales y Carlos Mesa.

Durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para tratar la situación en Bolivia, el director del departamento para la observación electoral del organismo, Gerardo de Icaza, señaló que toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad y transparencia, los cuales acusó fueron vulnerados.

El funcionario anunció que el Secretario General del organismo, Luis Almagro, accedió a una solicitud del Gobierno boliviano para realizar un análisis de integridad electoral que comprenda la verificación de cómputos y del proceso, aspectos estadísticos, y cadena de custodia.

De Icaza precisó que las conclusiones deben ser de carácter vinculante para ambas partes, pero Bolivia no dijo si lo aceptará. El Embajador boliviano José Gonzáles indicó que su Canciller, Diego Pary, explicará hoy si Bolivia acepta el carácter vinculante cuando comparezca ante el Consejo Permanente.

Bolivia había pedido infructuosamente que la sesión de ayer no tuviera lugar. En tanto, México y Nicaragua advirtieron que la OEA faltó al principio de neutralidad en las actuales elecciones presidenciales de Bolivia.

La representante permanente de México ante la organización, Luz Elena Baños, aseveró que la Misión de Observación Electoral del organismo trastocó la parcialidad al calificar de manera apresurada los comicios bolivianos.

Además, acusó que el Consejo Permanente de la OEA no esperó al Canciller Diego Pary para llevar a cabo esa sesión extraordinaria a pesar de que dicho Estado lo pidió.

La comunidad internacional se puso en alerta desde la noche del domingo, cuando la transmisión de resultados preliminares se detuvo por casi 24 horas, ya que al restablecerse el Presidente Evo Morales había ampliado su ventaja frente al ex Mandatario Carlos Mesa.

Ante el presunto fraude electoral, miles de bolivianos han salido a manifestarse en las calles y en Santa Cruz, la región del este más poblada y bastión opositor, comenzó una huelga que se sentía sobre todo en el transporte.

Otras regiones anunciaron que se sumarán a la protesta para exigir respeto al voto. Además, las sedes del Tribunal Supremo Electoral en varias zonas de Bolivia han sufrido ataques desde el lunes.

Te puede interesar : Priorizan el credo antes que cultura en Cancún