Aclama Evo triunfo; acusa Mesa fraude

123

 

  • Chocan defensores con detractores del Gobierno en manifestaciones

 

Reforma / staff

LA PAZ.- El Presidente boliviano, Evo Morales, proclamó ayer su triunfo en las elecciones del domingo, en medio de acusaciones de fraude y la exigencia de la oposición de que se celebre una segunda vuelta electoral.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) reportó al cierre de esta edición una ventaja de Morales de 10.56 puntos sobre el ex Presidente Carlos Mesa, con 99.99 por ciento de los votos computados, suficiente para evitar una segunda vuelta.

Según la máxima autoridad electoral del País andino el 0.01 por ciento restante corresponde a cinco mesas impugnadas en un distrito del departamento de Beni, en las cuales, indicó, se volverá a votar el 3 de noviembre.

Morales, líder del Movimiento al Socialismo (MAS), cuenta con el 47.07 por ciento de los votos, sobre los 36.51 puntos del opositor Mesa, de acuerdo con los resultados de ayer en la web del TSE.

Para evitar una segunda vuelta, la ley exige el 50 por ciento del sufragio más uno, o el 40 por ciento con diez puntos de ventaja.

“Ya ganamos en la primera vuelta… y ganamos con el voto rural”, afirmó el Presidente Morales en una rueda de prensa celebrada por la mañana, poco después de que el TSE divulgara resultados con más del 95 por ciento de los votos computados.

Más tarde, el líder boliviano celebró ante miles de sus partidarios, la mayoría de ellos campesinos cocaleros fieles al mandatario.

Por su parte, Carlos Mesa acusó al MAS de llevar a cabo un “gigantesco fraude” y llamó a los detractores del Presidente a movilizarse.

“Quiero decirles primero que no se desanimen, segundo que se mantengan en acción, tercero que estoy con ustedes. Estas manifestaciones pacíficas y democráticas no deben terminar”, instó en un video de Twitter.

Por la mañana, todos los sectores de la oposición bolivianos anunciaron la creación de la Coordinación de Defensa de la Democracia, llamaron a desconocer el triunfo de Morales, y a sumarse al pedido de que se celebre una segunda vuelta.

La Oposición estuvo desunida en la campaña, pero se reunió para exigir un balotaje. Además, convocaron a la ciudadanía y a organizaciones sociales a mantenerse movilizados pacíficamente hasta lograr respeto al voto.

Paralelamente, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió que no se reconozca ganador en los comicios presidenciales hasta que no culmine una auditoría aceptada en principio por el Gobierno boliviano.

La Unión Europea respaldó al organismo americano y solicitó celebrar una segunda vuelta en Bolivia. A la presión internacional se sumaron Estados Unidos, Brasil, Argentina y Colombia.

Las protestas por la situación electoral continuaron en el país sudamericano, con enfrentamientos entre defensores y detractores de Morales y con la Policía, en regiones como Santa Cruz y Cochabamba, además del asedio al órgano electoral en La Paz.

Por la noche de ayer, manifestantes en contra de la reelección del Mandatario se enfrentaron con la Policía que realizó un operativo lanzando gas lacrimógeno y usando camiones lanzaagua.

 

Quizá te interese: Pide balotaje Organización de Estados Americanos a Bolivia