(VIDEO) Alertan sobre consumo de alcohol a temprana edad

257

 

  • El DIF en Benito Juárez ha atendido a niños de 9 años por consumo de alcohol.

 

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La coordinación de psicología del DIF del municipio de Benito Juárez han atendido casos de niños de 9 años que ya probaron por primera ocasión alguna bebida alcohólica, por ello, exhortaron a padres de familia a estar más al pendiente de sus hijos.

Como parte de las actividades dentro de la Segunda Semana de Información al Enfermo Alcohólico Encamado, Evelin Parra Sánchez, coordinadora de psicología ofreció una plática donde expuso que a raíz de la implementación del Marco para la Convivencia Escolar, las escuelas deben canalizar a aquellos alumnos que requieran atención por diferentes temas.

La población que canalizan las escuelas a esta coordinación son chicos de 10 a 18 años, pero han notado que los estudiantes llevan alcohol en el lunch, y pese a que en los establecimientos está prohibida la venta a menores de edad, en la mayoría de los casos lo obtienen de sus hogares.

“Tenemos pacientitos de 9 años que llegan a la coordinación de psicología porque consumieron alcohol, porque ya se emborracharon, porque ya lo llevaron a una fiesta. El verano pasado tuvimos muchos pacientes que llegaron a la coordinación porque en la clausura de cursos estuvo rolando la botella de este preparado (alcohol y jugo)”.

El inicio del consumo de alcohol entre niños y adolescentes se está generando desde temprana edad, ya sea por curiosidad, para evadir presión de grupos o por desafiar a la sociedad, también por las agresiones que sufren de los padres.

Los signos más comunes cuando existen temas de adicción es que el rendimiento escolar está disminuyendo, además de que han cambiado amistades, forma de vestir y su conducta en casa, también hay una necesidad insaciable de dinero, por lo que en algunos casos recurren al robo y venta de objetos.

Ante esta circunstancia, la psicóloga recomendó a los padres de familia estar más al pendiente del estado de ánimo de sus hijos, preguntarles si tienen algún problema, exigir a los niños y adolescentes de acuerdo a sus potencialidades, premiar las buenas conductas y desaprobar las negativas, y lo más complicado, evitar embriagarse o consumir otros tóxicos delante de los menores.

 

Quizá te interese: Cárceles de Quintana Roo cumplen recomendaciones que les hizo la CNDH