Padece Pemex por sobredeuda

106

 

*Paga de intereses 4 mil mdd y su bono da más rendimiento que otras petroleras

 

Juan Carlos Orozco, Adriana Arcos y Belén Rodríguez

Pemex está pagando una costosa factura por ser la petrolera más endeudada del mundo y por la falta de un plan de rescate que sea aceptado por inversionistas y calificadoras.

La empresa pagó de intereses en el primer semestre 4 mil 99 millones de dólares, casi 11 por ciento de sus ventas totales, según sus reportes financieros.

La deuda de Pemex supera los 104 mil millones de dólares y las malas perspectivas que auguran las calificadoras se traducen en altos costos cada que la petrolera emite deuda.

Esto se refleja, por ejemplo, en su última operación para retirar del mercado bonos por 11 mil 560 millones de dólares. Esta deuda se vencía en tres años y pagaba una tasa del 4.81 por ciento. Lo que la petrolera buscaba era extender el plazo a 16 años… y lo logró. Pero a un alto costo: los nuevos bonos pagan una tasa promedio de 7 por ciento.

José Luis Cano, director de deuda corporativa de HR Ratings, dijo que por el deterioro financiero que ha sufrido la empresa en los últimos años, la tasa de interés que logró en las últimas colocaciones se ha separado de la tasa de bonos de EU. “Asumimos que puede ser ya un impacto por la calificación actual de Pemex”, dijo.

Estas altas tasas se dan a pesar del apoyo implícito que podría tener del Gobierno en caso de enfrentar dificultades financieras.

“Seguimos considerando que la deuda de Pemex tiene un soporte soberano, mucho de esto se basa en todas las acciones y aportaciones de capital que ha dado el Gobierno”, señaló Cano.

Este escenario riesgoso y la posibilidad de una nueva baja a su calificación en 2020 se refleja también al comparar las tasas que paga Pemex respecto a otras petroleras. En el mercado secundario, los bonos a 30 años de Pemex ofrecen un rendimiento de 7.31 por ciento, mientras que empresas como Exxon, Total y China Petroleum no superan 4 por ciento.

Incluso, la tasa de Petrobras es de 5.80 por ciento, aunque tiene una calificación dos niveles abajo de Pemex, según la escala de Fitch, y su deuda es de 100 mil 978.6 millones de dólares, ligeramente menor a la de la petrolera mexicana. Pemex también paga tasas más elevadas que compañías mexicanas como Peñoles, que colocó deuda pagando 5.65 por ciento; Televisa, que con todo y sus problemas financieros ofrece 5.25 por ciento; Alpek, a 4.25; Bimbo, 4, y Cemex, a 3 por ciento.

Analistas citados por Financial Times, tras las últimas colocaciones de Pemex en septiembre, explicaron que el mercado demanda estas sobretasas por las condiciones de la petrolera.

La deuda de Pemex fue rebajada a basura por Fitch en junio y otras calificadoras cambiaron a una perspectiva negativa, lo que aumentó la posibilidad de una rebaja en los siguientes 12 a 24 meses.

El endeudamiento de Pemex, que equivale a 59 por ciento de las reservas internacionales de México, está pesando cada vez más en los estados financieros de la petrolera mexicana.

El Gobierno tendrá que demostrar que su plan de rescate puede sanear las finanzas de la petrolera y elevar su producción, que ha ido en picada durante los últimos 15 años. Hoy Pemex anunciará sus indicadores operativos a septiembre.

Te puede interesar : Autoriza Semarnat nuevo restaurante a pesar de que viola una Norma