Parálisis no la detiene

126

 

  • Tatiana compartió que la afección se debió al cambio de temperatura y a defensas bajas.

 

PAULA RUIZ/AGENCIA REFORMA

MONTERREY, N.L.- La única razón por la que Tatiana cancelaría un show sería por encontrarse en una cama de hospital, pero nunca dejaría de trabajar debido a una parálisis facial, como la que sufrió el viernes pasado en California.

“La Reina de los Niños” declaró a Gente que no le duele nada y que justo después de mostrar los síntomas acudió a un hospital para su valoración. De inmediato, comenzó una terapia para recuperar la movilidad total en su rostro.

“Jamás he cancelado un show. Por salud, nunca, a menos que esté en el hospital grave”, dijo la cantante, vía telefónica, minutos antes de comenzar su espectáculo con el Circo Caballero Hermanos en Santa María, California.

La regia compartió que la afección se debió al cambio de temperatura y a defensas bajas, lo que derivó en la parálisis del lado derecho de su cara.

Explicó que ya comenzó la terapia, que consiste en inflar globos, masticar chicle, darse masajes y aplicarse fomentos de agua caliente.

Aseguró que no suspenderá sus presentaciones con el circo, con el que realiza una gira por Estados Unidos, porque se siente bien, y lo único que no puede hacer es pronunciar la letra “p”.

“Yo estoy contenta, no quise cancelar porque no me duele nada, ¿para qué cancelo? Nada más me veo chueca”, señaló, de buen ánimo, y afirmó que regresará a su casa en Monterrey dentro de 10 días.

“Dije ‘voy a hacer un video para que la gente entienda por qué me ven chueca, que no crean que así estoy’. Acá, en Estados Unidos, casi no hago shows y les tengo que avisar que yo no soy así”.

Tatiana compartió en sus redes sociales el clip en el que explicó lo de su parálisis y dijo que no es la primera vez que le ocurre, pues hace 15 años, mientras grababa la telenovela Amy, La Niña de la Mochila Azul, pasó por la misma situación

“Por eso hay que hacerles caso a las abuelitas y a las mamás, tanto que nos dicen ‘no te vaya a dar un aire, tápate la boca'”.

Contó que el viernes salió de su casa a las 3:30 horas rumbo al Aeropuerto de Monterrey para tomar el vuelo de las 6:00 a Dallas; ahí tomó otro hacia California.

“Lo bueno es que esto es pasajero, yo siempre soy positiva. Todo mundo me dice ‘es que a mí me dio (parálisis) hasta en el brazo y que en la pierna’. No, no… esto no es embolia ni nada de eso, se llama parálisis de bell, de campana”.

Explicó que acudió a dos hospitales porque en el primero no la atendieron debido a que no había lugar.

“Descartaron que fuera una isquemia, embolia, trombosis, esas cosas. Me dieron mi medicina de bote gringo, esos amarillos bien bonitos, de película”.

 

Quizá te interese: ‘Grita’ Lupillo sobre su amor