Vuelve peronismo

66

*Celebran victoria de la Oposición; temen mercados futuro del país

 

Reforma / Staff

BUENOS AIRES.- Alberto Fernández triunfó ayer en las elecciones presidenciales de Argentina con una cómoda ventaja, con lo que devolvió el poder al peronismo de centroizquierda en un país sumido en una grave crisis económica.

Con el 96.23 por ciento de los votos escrutados, el aspirante opositor obtenía el 48.03 por ciento de los sufragios frente al 40.44 por ciento del actual Presidente Mauricio Macri, quien era el preferido por los mercados pese a que su popularidad se ha derrumbado en los últimos meses por el deterioro de la economía.

Al superar el 45 por ciento de los votos, Fernández, compañero de fórmula de la ex Mandataria Cristina Fernández de Kirchner, evitó una segunda vuelta.

“Vamos a volver a construir la Argentina igualitaria y solidaria que todos soñamos”, señaló el Presidente electo ante una multitud de seguidores que lo aclamaba con banderas y cantos.

La reactivación de la economía, el combate a la pobreza y la renegociación de un acuerdo por 57 mil millones de dólares firmado el año pasado –cuando despuntaba la crisis– con el Fondo Monetario Internacional serán las prioridades en las que tendrá que enfocarse cuando asuma el poder en diciembre.

Macri dijo que llamó a Fernández para felicitarlo por su victoria y lo invitó a iniciar hoy una transición ordenada.

“Lo invité a desayunar en la Casa Rosada porque tiene que empezar un periodo de transición ordenada que lleve tranquilidad a todos los argentinos, porque acá lo único importante es el futuro y el bienestar de los argentinos”, destacó. El Presidente electo dijo más tarde que aceptó la propuesta.

Pese a ser considerado un político moderado, el arribo de Fernández a la presidencia es visto con preocupación por los mercados financieros, que temen amplias regulaciones de la economía como las que aplicó su compañera de fórmula.

A la luz de las pantallas que decían “Argentina de pie”, miles de partidarios festejaban en la sede de Buenos Aires del Frente de Todos, la alianza encabezada por el peronismo y en las calles aledañas.

Bocinazos de festejo podían oírse en distintos barrios de la capital argentina. “Alberto ya ganó y estoy feliz, súper contenta. Pasamos cuatro años muy duros.

La emoción y las expectativas que tenemos son porque sabemos que vuelve un Gobierno que piensa en el pueblo”, sostuvo Paola Fiore, una empleada pública de 35 años que participaba en los festejos de la Oposición.

El Mandatario electo, que logró aunar al peronismo para las elecciones, fue jefe de Gabinete en parte de las gestiones del ex Presidente Néstor Kirchner (2003- 2007) y de la misma Cristina (2007-2015).

El peronismo de centroizquierda también recuperó la gobernación de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, con una arrasadora victoria de Axel Kicillof sobre el oficialismo, que por su parte logró retener la alcaldía de la capital con la misma contundencia.

Te puede interesar :