Linfedema: ¿qué es?

274
  • Yared Pérez Mallorga, fisioterapeuta con especialización en oncología, brinda atención a las pacientes con linfedema.

 

GABRIELA TORRES

CANCÚN, Q. ROO.- Una de las secuelas que puede traer el tratamiento oncológico, una vez que se ha operado, es el linfedema; para entenderlo de la mejor manera posible, es cuando el brazo empieza a aumentar de tamaño.

En exclusiva para Luces del Siglo, Yared Pérez Mallorga, licenciada en fisioterapia con especialización en oncología, comenta, “lo que tratamos, principalmente, es de prevenirlo, porque una vez que se empieza a dar esta patología, ya no hay cura, ya no hay regresión”.

 

¿Por qué surge el linfedema?

El sistema circulatorio se basa del corazón, las venas y las arterias. La sangre, con nutrientes, sale del corazón por medio de las arterias, recorre todo el sistema circulatorio y regresa al corazón.

“El sistema linfático es como el ‘camión de basura’; va a ir recolectando todos los desechos que la vena no se lleva.

Los desechos migran hacia los ganglios linfáticos y éstos se encargan de filtrar los nutrientes y destruyen lo que no sirve.

Cuando se opera para quitar residuos del cáncer de mama, también se remueven los ganglios que contienen células cancerígenas, pero el sistema linfático sigue llevando la linfa a los ganglios, incluso los que ya no hay. Es por ello que las pacientes deben acudir con especialistas en fisioterapia para prevenir el linfedema, pero también puede tratarse dicho padecimiento una vez que ya se tiene.

“Tratamos de disminuir el volumen (del brazo) y, conforme a eso, mantenerlo para que no vuelva a hincharse”.

Yared trabaja de la mano de la Fundación Salvati, que cuenta con una red en todo el país, y en Quintana Roo atiende a mujeres de escasos recursos desde 2009 gracias a Lillian Alcarcón e Ito, directora de Salvati Quintana Roo. La atención se brinda dentro del Oncology Center y dicha fundación se especializa en el estado, principalmente, con Fisioterapia Oncológica y Linfedema.

En la actualidad se busca brindar atención para prevenir el linfedema lo antes posible, por lo que comienza a darse fisioterapia especializada aproximadamente dos semanas después de la operación, ya que los médicos hayan removido los drenes.

 

¿Cuáles son las etapas y ejercicios de prevención del linfedema?

  • Movilidad: se trabaja con movimientos del hombro.
  • Estiramientos: sirven para relajar la musculatura.
  • Sistema linfático: los ejercicios tienen una dirección, tiempo y forma específica para abrir los ganglios y drenar la linfa.
  • Fortalecimiento: para que puedan cargar más peso (no más de 5 kg.)

 

¿Para qué sirven las vendas y las mangas?

 

En Fundación Salvati manejan mangas preventivas y mangas de tratamiento, además de vendas especializadas de compresión.

Comenta Yared, “se les da un drenaje linfático, se les ponen unas vendas y se les mandan unos ejercicios, son varias cosas, y después se les manda con unas mangas.

La especialista en fisioterapia oncológica comenta la importancia de que las mujeres en tratamiento aprendan a notar los síntomas del linfedema, “se les educa, se les empieza a decir a las pacientes cuándo va empezándose a sentir el linfedema, si les llega a salir.

“Ellas van empezando a sentir que se les está hinchando el brazo, (sienten) un poquito más pesado el brazo, entonces ellas ya lo reconocen y llegan con nosotros directamente a tratar de prevenirlo o hacerlo lo más chiquito (posible)”.

 

¿Cuáles son los síntomas más comunes en linfedemas?

 

La ropa (especialmente en el brazo) comienza a apretar.

El brazo y/o la mano comienzan a inflamarse.