NIDO DE VÍBORAS

217

 

Por: Kukulkán

CANAS VERDES. Eso es lo que lucirán las sienes de Ricardo Velasco, el gerente regional de Morena por los entuertos y corajes que le hacen pasar los diputados que integran la bancada del partido en el Congreso del Estado.

Y ES que no tienen ni dos meses de haber asumido el cargo y los hache legisladores se traen un relajo que tiene harto a su líder estatal, quien ha de estar preguntándose si fue buena idea meterse en todo esto.

QUE ENTRE compañeros de partido haya diferencias no es gran problema, al contrario, es parte de la diversidad de opiniones que debe haber en todo instituto político; pero el caso de Morena es más bien pleito verdulero en torno a cuotas de poder.

PERO LO peor para Velasco es que aún hay más y el desmother interno amenaza con empeorar con las obras de pavimentación que algunos morenistas quieren hacer entre el palacio municipal de Benito Juárez y el palacio de gobierno estatal en Chetumal.

LA CARRETERA, basada en “cambios estratégicos” en la cúpula morenista, busca facilitar la llegada de Mara Lezama a la silla grande de Quintana Roo, pese a que todavía faltan poco menos de tres añitos para que se levante la pluma de peaje.

¿TENDRÁ RICARDO la autoridad para llamar a cuentas a la panda de “desobedientes” (Velasco dixit) que cobra en el Congreso a nombre de Morena?, ¿el cargo de líder estatal del partido es de verdad o es sólo de adorno?, ¿se terminará de construir la carretera o terminará en brecha? Esto se pone divertido…

***

¿SUBIR IMPUESTOS o no subirlos? Esa es la cuestión… que revolotea en la mente de la alcaldesa Lezama Espinosa, quien debe afrontar la disyuntiva de rascar de donde se pueda o tratar de hacer milagros con lo que hay.

EN SU descargo hay que apuntar que la culpa de que algunas tarifas como el predial no estén actualizadas se reparte entre Remby Estrada, Paul Carrillo y Julián Ricalde, que no movieron un dedo en este tema y le dejaron a Mara el paquete de hacer el trabajo sucio.

NI MODO. Quería ser presidenta municipal, ¿no?

***

ARRANCARON LAS festividades de Día de Muertos y en algunos lugares como Tulum, Cancún e incluso Chetumal, asoman planes de ampliar los camposantos o de construir nuevos cementerios.

LO LLAMATIVO es el caso del primero, ya que pese a que todavía es un pueblo (con la etiqueta de mágico, eso sí) el alcalde Víctor Mas anunció que andan viendo la posibilidad de hacer uno nuevo por la alta demanda de lugares.

NO ES que ahora muera más gente, sino que cada vez hay más habitantes en Tulum y eso resulta una paradójica medida de éxito: a mayor cantidad de personas mayor demanda de servicios, incluidos los funerarios.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 259