Procesan a 4 agentes por fabricar culpables

164

 

  • Un juez federal vinculó hoy a proceso a cuatro agentes de la Interpol México por presuntamente estar involucrados en una trama de manipulación de información de agencias estadounidenses.

 

Abel Barajas/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 31-Oct-2019 .-Un juez federal vinculó hoy a proceso a cuatro agentes de la Interpol México por presuntamente estar involucrados en una trama de manipulación de información de agencias estadounidenses, escuchas telefónicas y “siembra” de droga, con nel propósito de imputar falsamente a una familia tapatía de narcotráfico y crimen organizado.

Tras una audiencia de 15 horas, esta mañana el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna procesó a los policías por robo agravado, tortura, delitos contra la administración de la justicia en la hipótesis de desviación de una investigación y simulación de hallazgo de evidencias.

El juzgador también resolvió en el mismo fallo dejar en libertad a un agente de la Interpol, al estimar que está parcialmente probado que no estaba físicamente en Jalisco durante la última semana de abril, fechas en que supuestamente hizo una vigilancia a tres domicilios en Zapopan y firmó un parte policial que involucraba a las víctimas con entregas de maletas de dólares y cocaína.

Delgadillo Padierna les decretó la prisión preventiva justificada a los cuatro procesados y les fijó un plazo de dos meses para la investigación complementaria, mismo que vence el próximo 31 de diciembre.

De acuerdo con Marco Antonio del Toro, abogado de las víctimas, este asunto tiene como detonante el conflictivo divorcio del empresario Juan Pablo González Cimadevilla, de la familia de ex accionistas de Grupo Modelo.

Durante esta madrugada, el litigante expuso en la audiencia que González denunció y encarceló a su esposa por el robo de tres botellas de vino, originarias de China y Grecia, lo que juzgó como un pretexto porque el empresario le dio el perdón y la libertad a la mujer, a cambio de la custodia de sus dos hijos menores de edad y la renuncia a cualquier prestación económica derivada de la disolución matrimonial.

Según el representante de las víctimas, aunque la ex esposa salió de prisión, el pleito continuó y González Cimadevilla denunció a los padres de ella por abuso sexual de menores ante la Fiscalía de Jalisco.

Al mismo tiempo, la Unidad Antisecuestros de la SEIDO, entonces a cargo de Gualberto Ramírez Gutiérrez, solicitó y obtuvo la orden de aprehensión contra dos ex cuñados del empresario por delitos de narcotráfico.

La Fiscalía de Asuntos Internos de la FGR acusó en la audiencia que este expediente fue fabricado, pues Ramírez Gutiérrez usó unos oficios de las Agencias de Seguridad Interna (ICE) y de Alcohol, Tabaco y Armas de Estados Unidos, para solicitar tanto solicitudes de intervención telefónica como cateos en contra de la familia de la ex esposa de González Cimadevilla.

Los oficios enviados por los estadounidenses incluían una serie de números telefónicos de presuntos miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de armas, pero el titular de la Unidad Antisecuestros presuntamente “inventó” un informante que señaló otros números, los de la familia afectada, para pedir a un juez su intervención.

Los agentes de la Interpol procesados fueron enviados entre el 26 y 30 de abril a vigilar tres casas de las víctimas en Zapopan y rindieron informes supuestamente falsos en los que reportaron entregas de maletas de dinero y droga.

Dichos inmuebles fueron cateados y, según la fiscalía, en dos de ellos los agentes sembraron mariguana, cocaína y metanfetaminas.

Cuando la Fiscalía hizo una inspección a esta investigación y descubrió las irregularidades, acudió ante el juez que había librado las órdenes de aprehensión contra los dos ex cuñados de González Cimadevilla y se desistió de la acción penal, quedando cancelados dichos mandatos de captura.

 

Quizá te interese: Niega EU participación en operativo