Abarrotan bodegas municipales con objetos inservibles

323

 

  • Miles de aparatos en desuso tiene acumulados la administración municipal en cuatro bodegas.

 

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Más de 3 mil 500 objetos inservibles abarrotan cuatro bodegas del municipio Benito Juárez, cuyos cacharros dejó como herencia el gobierno verdecologista de Remberto Estrada.

Se trata de artículos en desuso que representan casi 7 por ciento de los 52 mil 104 artículos que tiene inventariado el Ayuntamiento de Benito Juárez. Hay otros 3 mil 500 que aun cuando funcionan, carecen de facturas que comprueben la propiedad municipal.

De acuerdo con el registro de bienes muebles de la Dirección de Patrimonio Municipal en el primer semestre del año, hay piezas que se adquirieron a precios costosos, pero que ya no brindan ninguna utilidad a la gestión de gobierno.

En esa condición están 500 chalecos antibalas para policías que representaron un gasto de 10 millones de pesos, mil 600 licencias antivirus para equipos de cómputo de los dos sistemas operativos más utilizados que se compraron por casi 2 millones 600 mil pesos y dos tractores jardineros con un valor de 196 mil pesos.

Otras piezas almacenadas que representan un riesgo de contaminación al medio ambiente y al subsuelo son 80 baterías recargables que valieron un millón 130 mil 072 pesos y cientos de computadoras chatarra, entre monitores y CPU, que costaron en promedio 12 mil pesos cada una.

Los bienes inventariados que acumulan polvo, humedad y fauna nociva, se encuentran apilados en cuatro bodegas que renta el gobierno benitojuarense, las cuales se ubican en las regiones 99, 101, 220 y 510 de este destino.

El catálogo de desecho es amplio y diverso al estar integrado también por 120 chalecos tácticos de tela que en algún momento sirvieron a la Policía y que tuvieron un costo de un cuarto de millón de pesos.

En esas montañas de desechos sobresalen piezas que por su costo rayaron en el exceso, como un “backbone inalámbrico dragonwave” (enlace principal de red que comunica a diversos sistemas informáticos), por el que gobiernos anteriores pagaron 633 mil 586 pesos.

Las piezas de uso policiaco sin utilidad son 338 equipos de seguridad, por los que se erogaron 10 millones 763 mil pesos, tres enlaces tipo backhaul de microondas que costaron en conjunto 2 millones 030 mil pesos, y un enlace inalámbrico “radio base” cuyo precio comercial fue de 197 mil 777 pesos.

Aparecen también tres aparatos de escaneo con un valor conjunto de 594 mil 270 pesos, bombas de succión y descarga que en algún momento costaron 33 mil pesos cada uno y amplificadores de sonido de diversas capacidades que se adquirieron a 28 mil 167 pesos por pieza en promedio.

Hay 28 equipos detectores de billetes falsos con luz ultravioleta, cajas acústicas, alcoholímetros, carpas árabes, aires acondicionados, sillas infantiles, bafles amplificadores, cascos contra balas y cámaras digitales, entre otros objetos.

 

Quizá te interese: Obliga cambio climático a Quintana Roo prepararse para desastres