Convierten en basureros públicos terrenos baldíos cerca del centro

489

 

  • Los terrenos baldíos aledaños a la avenida Tulum, en la Supermanzana 13, se han convertido en zona de desechos de todo tipo.

CARLOS RIVERA

CANCÚN, Q. ROO.- Desechos de material médico, papelería, envases, aditamentos para vehículos, llantas, botellas de vidrio, tazas de baño y grandes cantidades de pet y envolturas de alimentos. Todo eso está a la vista de cualquier persona en áreas verdes aledañas a la avenida Tulum y cerca de la avenida Kabah, en la Supermanzana 13, a la altura del Hotel One y el Hospital Galenia.

Por si fuera poco, tanto operadores de taxis de sitio como transeúntes utilizan esta zona, en toda regla un terreno baldío, como si fuera baño colectivo para hacer sus necesidades.

La situación es alarmante ya que el espacio se ha convertido en un foco de enfermedades e incubadora de plagas, además del riesgo que implica que muchos de los desechos que allí se arrojan son muy inflamables.

Este escenario contrasta con la promesa de la presidente municipal Mara Lezama, quien al asumir el cargo se comprometió a mantener limpia la ciudad; sin embargo, a no más de tres kilómetros de distancia del Palacio Municipal se registran basureros informales.

Hace casi un año, en diciembre de 2018, Lezama Espinosa manifestó que “nuestro compromiso es mejorar el aspecto de espacios públicos como parques, jardines y áreas verdes, además de sitios de uso común que se encuentran en diversas partes de Benito Juárez”.

Sin embargo, en diversos puntos de la ciudad la realidad es otra, pese a diversos operativos de limpieza de parques y hasta cenotes urbanos, que pese a sus buenos números no son suficientes.

De acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo cuarto fracción quinta, “toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar”.

Además, los municipios tienen una responsabilidad directa, inmediata e ineludible hacia el medio ambiente que hasta hace pocos años no reconocían como primordial, sino como una función secundaria.

Por su parte, la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) establece la facultad y obligación para los municipios de crear zonas de preservación ecológica en los centros de población, la mayor parte de los cuales deben parques, jardines y bosques urbanos.

En Cancún y en concreto en la zona señalada, el “bosque” urbano que es la Supermanzana 13, es un espacio de acumulación de basura.

 

Quizá te interese: (VIDEO) Dan color a tumbas; deciden chetumaleños rescatar aposentos abandonados