Solicita Felipe Carrillo Puerto 50 millones de pesos a la federación para cumplir sus compromisos de diciembre

315
DCIM111GOPRO

 

  • Dado que la mayoría de sus habitantes son de escasos recursos, el municipio de Felipe Carrillo Puerto depende de participaciones federales y estatales para cubrir sus compromisos.

 

LAURA CRUZ 

CHETUMAL, Q. ROO.- El cierre de 2019 pinta difícil para las arcas municipales de Felipe Carrillo Puerto, donde la autoridad se ha visto obligada a acudir a la federación para que le adelante una parte de sus participaciones federales y así poder solventar sus compromisos de fin de año.

Entre los gastos que corren riesgo de no poder ser cubiertos se encuentran el pago de aguinaldos, bonos de fin de año, primas vacacionales, nómina y diversos finiquitos, para los cuales el municipio solicitó 50 millones de pesos por adelantado.

El presidente municipal José Esquivel Vargas dijo que el tema se cabildeará en próximos días, ya que el préstamo debe quedar autorizado antes de que finalice noviembre para no quedar mal con el personal que labora en el Ayuntamiento.

“Es necesario contar con ese dinero para poder cubrir los compromisos de diciembre. Los 50 millones que pedimos son un adelanto de las participaciones federales que nos permitirá hacer los pagos correspondientes a los trabajadores del ayuntamiento”.

Asimismo, confió no haya recortes al presupuesto municipal de 2020, puesto que al tratarse de una demarcación en la que el 90 por ciento de los habitantes de comunidades rurales es de escasos recursos, se requiere de cada peso para mejorar sus condiciones de vida.

Este año el presupuesto de ingresos inicial en Felipe Carrillo Puerto era de 447 millones de pesos, pero se incrementó a casi 497 millones de pesos, lo cual permitió realizar obras e infraestructura social, así como cubrir otros gastos de operatividad al interior del Ayuntamiento.

Sin embargo, Esquivel Vargas dijo que el incremento no fue suficiente, ya que Felipe Carrillo Puerto, a diferencia de otros municipios de la entidad, sobre todo los de la zona norte, no es recaudador por lo que depende de las participaciones estatales y federales que se le otorguen para poder realizar obras y solventar gastos operativos como el pago de nóminas.

 

Quizá te interese: Camina por cementerios para contar las historias; evoca caso de los desaparecidos