Unidad Canina del municipio de Benito Juárez ya cuenta con marco legal

342

 

  • Al dotar a la Unidad Canina de un marco legal en el municipio de Benito Juárez, sus elementos adquieren fortaleza operativa.

 

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Los perros policía ganan fortaleza. Con las modificaciones al reglamento interior de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del municipio de Benito Juárez, se fortalecen las medidas de apoyo a la función policial incorporando en el marco legal a la ya existente Unidad Canina.

Al presentar el proyecto ante el Cabildo, las Comisiones Unidas de Gobierno y Régimen Interior y Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito consideraron que las unidades caninas son agrupamientos especializados que han desempeñado un papel clave en las tareas de investigación, búsqueda, rescate y salvaguarda de la población en México y el mundo.

Además, un binomio canino puede ser utilizado para la búsqueda de narcóticos u otras sustancias prohibidas o peligrosas, incluso papel moneda, que complementan las actividades de detección visual, humana, química o electrónicas en lugares inaccesibles.

Por ello en la pasada XIX Sesión Ordinaria del Cabildo de Benito Juárez, por mayoría de votos, se aprobaron estas modificaciones y de esta manera fortalecer la labor de los integrantes de la corporación policial, al dotarla de un marco legal.

Tras los cambios publicados en el Periódico Oficial de Quintana Roo, se establece que el entrenador del canino deberá ser una persona debidamente certificada ante la Federación Canófila Mexicana o la Internacional; los perros, una vez que estén jubilados, podrán ser adoptados por personas que cumplan con los requisitos.

La autoridad se apoyará en los caninos para la vigilancia, protección, seguridad, guardia, detección de estupefacientes, armas y explosivos, acciones de búsqueda y rescate de personas, así como para fomentar una cultura del cuidado y respeto hacia los animales.

Se asignarán a los elementos caninos un régimen de cuidado, de atención médica veterinaria, buena alimentación y nutrición, combinado con el entrenamiento especializado para el cumplimiento de sus tareas.

Incluso, el proyecto de presupuesto anual debe contemplar el gasto necesario para el funcionamiento de la unidad y para los cuidados, manutención, entrenamiento, equipo, servicio médico veterinario, personal capacitado y adquisición de nuevos elementos caninos.

 

Quizá te interese: Dejará Día de Muertos alta derrama… de basura