Está el proyecto Grand Island fuera de la ley

427

 

  • La alerta sobre las irregularidades en que incurre el proyecto fue evidenciada por la delegación estatal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el pasado 11 de septiembre.

 

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Anunciado pomposamente por el gobierno de la 4T, la construcción del “Hotel Grand Island Cancún” se proyecta sobre el aire.

Recientemente, después de una investigación, la dirección general de la Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros (Zofemat) reportó que no se tienen antecedentes de trámites para el uso, goce o aprovechamiento del predio de 223 mil 558.56 metros cuadrados en los que se pretende edificar el complejo de 3 mil cuartos, sobre un espejo lagunar y terreno ganado al mar.

La alerta sobre las irregularidades en que incurre el proyecto fue evidenciada por la delegación estatal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el pasado 11 de septiembre, cuando por oficio solicitó a la Dirección General de la Zofemat “ajustar o actualizar” la Zona Federal Marítima en torno al predio donde pretende desarrollarse el proyecto que costará 10 mil millones de pesos.

En respuesta, la Zofemat rechazó la solicitud y le devolvió la competencia para proceder conforme a derecho contra los responsables de las irregularidades antes de empezar la obra. La misma notificación fue enviada a la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para que inicie las actuaciones correspondientes.

El director general de la Zofemat, Rodrigo Hernández Aguilar, encabezó la revisión minuciosa del acervo documental en la que no se encontró ningún trámite para el uso, goce o aprovechamiento, permiso de construcción de obras ni de modificación a la morfología costera del proyecto hotelero, según consta en un documento del que Luces del Siglo tiene copia.

Tampoco se halló permiso alguno relativo a obras de obturación total con materiales pétreos de los canales que comunican al espejo de agua con el sistema lagunar Nichupté, pues aparentemente se permitirá que un lago ubicado al interior del predio se seque, al igual que los manglares del terreno. A la empresa BVC World S.A. de C.V., como tercero perjudicado y responsable del proyecto, le notificó también para que manifieste “lo que a su derecho convenga”.

La búsqueda documental confirmó que el proyecto referido corresponde a la Zona Federal Marítimo Terrestre delimitada por los planos oficiales con clave F16014-2325 y F16014-2326 de noviembre de 2007.

Por su parte, Empresas Murano, responsable del desarrollo, publicó en un diario nacional el viernes 12 de julio de 2019, un resumen de la resolución número 04/SGA/1430/19-03096 con el que aseguró que la Semarnat autorizó la construcción y operación del proyecto en materia de impacto ambiental, con el otorgamiento de autorización a la empresa moral BVG World, S.A. de C.V., a la que otorgó un plazo de 42 meses para la etapa de preparación del sitio y construcción del desarrollo.

El complejo hotelero pretende desarrollarse en los lotes 56-A-1 –que tiene 5 mil 982.111 metros cuadrados–, y en el 56-A-2 –con una superficie de 217 mil 576.457 metros cuadrados-, ubicados en el kilómetro 16.5 del Boulevard Kukulcán de la Zona Hotelera de Cancún.

La Manifestación de Impacto Ambiental del “Hotel Grand Island Cancún” establece que habrá dos etapas. La primera mediante la construcción y apertura de dos mil habitaciones con áreas comunes, pasillos verticales, albercas, amenidades y áreas de servicio, mientras que la segunda tendrá otros mil cuartos.

Además del centro de hospedaje habrá un centro de convenciones, un teatro con mil 500 butacas, una villa comercial, una alberca a 12 metros de altura con piso de cristal y mil 584 cajones de estacionamiento.

La construcción total será de 212 mil 404.27 metros cuadrados. Para ello, habrá cimentación para dos torres de 12 niveles que estará de 14 a 20 metros de profundidad, en la que se vaciará cemento colado en 39 meses de trabajo.

 

Quizá te interese: Pretenden extraer roca caliza del acuífero en predio de Benito Juárez