Impulsan en urbes comunidad sostenible; buscan forjar hábitat más agradable y funcional

399

 

  • Planeamiento urbano se basa en el interés de las constructoras y no el de la gente

 

CARLOS RIVERA

CANCÚN, Q.ROO.- En 2016, el Senado de la República declaró el 8 de noviembre como Día del Urbanista Mexicano, en conmemoración al gremio que “forja un hábitat más agradable y funcional”; sin embargo, esta fecha también corresponde al Día Mundial del Urbanismo.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) indicó que la planificación es una pieza clave en el Día del Urbanismo, como parte del reto de los especialistas para la creación de comunidades urbanas sostenibles.

 

El Caso Cancún

 

Es lo que ha sucedido en Cancún en cuanto a las modificaciones que se han ido aplicando con el propósito de mejorar el tránsito vehicular; sin embargo, con estas medidas perjudican a algunos sectores comerciales.

El diseño de Cancún respondió al concepto de “supermanzanas”, que arquitectónicamente es conocido como “diagrama del plato roto”. Manzanas de grandes dimensiones, separadas por grandes avenidas.

Desde el principio, en la construcción de la ciudad se pensó en la avenida Tulum como el trazo principal de la ciudad, para que las personas, al momento de salir del trabajo de hotelería, tuvieran una salida principal que los conectará a sus residencias de manera perpendicular.

En 1989 llegó a ser el primer destino turístico del Caribe, superando a Bahamas y Puerto Rico.

 

Sustento y funcionalidad

 

El arquitecto Ibis Alejandro Javier Peralta, de la empresa “Woodera Decoración en Madera”, señaló que el urbanismo es un pilar que da sustento y funcionalidad a cualquier ciudad.

En el caso de Cancún, existe una peculiar distribución de la ciudad debido al crecimiento acelerado que se presenta en este punto turístico.

Esta ciudad ha cambiado mucho desde los años setenta, cuando una asociación de pioneros inició la construcción.

“Considero que fue bien planeada para la pequeña proyección de crecimiento que se tenía en aquel entonces, pues funcionaba tal cual sin mayor problema, nadie imaginó el auge que esta ciudad tendría y la fuerte atracción laboral que generaría un crecimiento exponencial en su mancha urbana”.

“La construcción de casas de interés social de tamaño muy reducido en espacios muy pequeños influye en la proliferación de la inseguridad, ya que los desarrollos inmobiliarios tan reducidos provocan hacinamientos.

“Estos, a su vez, generan conflicto en la interacción de los usuarios que los habitan, problemas que desencadenan, desde cualquier perspectiva, cuestiones de inseguridad”.

El arquitecto coincide con la idea de que el dinero mueve al mundo y no están exentas las constructoras, que buscan ganar más gastando menos, por lo que de ahí surgen las micro casas con acabados de mala calidad.

Sólo sirve para hacer la entrega de la vivienda, llenas de vicios ocultos por la baja calidad de los materiales, que lejos de tener como mínimo los 65 m2 para una vivienda digna mínima, se reducen a habitaciones minúsculas inhabitables.

La experiencia de los arquitectos en Cancún les dicta hacer un análisis en el lugar donde desarrollarán un proyecto.

Este análisis llamado mecánica de suelos, les proporciona la información necesaria para saber si se puede o no construir con seguridad en la zona prevista; la mayoría de los desarrolladores inmobiliarios la toman en cuenta, pues esto les garantiza tener éxito en la venta de los bienes inmuebles.

No se observa la construcción de obras viales y vías rápidas debido a que la prioridad de la ciudad es la Zona Hotelera, excluyendo así a las zonas fundacionales de la ciudad junto con sus bienes patrimoniales.

A manera de ejemplo, Alejandro Javier Peralta advierte que la terminal del ADO en la avenida Tulum es ineficiente, pues entorpece el tráfico con sus autobuses, por lo que se requiere una nueva central que se utilice para viajes interestatales y la actual sea utilizada para viajes locales.

Opina que los trabajos realizados en la zona del crucero están eliminando parte de la zona histórica, sin embargo, apoya la idea de que la modificación era necesaria, ya que se necesitaba un nuevo panorama y distribución para tratar de conseguir la erradicación de los malos hábitos que ahí se practicaban, como el robo a transeúntes.

 

Constructoras ambiciosas

 

Con un punto de vista similar, el arquitecto Carlos Granados Fuentes, de la empresa “Opac Bahamas LTD”, manifestó que a diferencia de México, a otros países como Japón sí les importa el desarrollo y el bienestar de los ciudadanos, ya que una ciudad bien planificada crea un entorno urbanístico positivo.

Ambos arquitectos coinciden en que el mayor obstáculo del urbanismo en México y en Cancún es que planeamiento urbano se basa en el interés de la mayoría de las constructoras y dependencias gubernamentales, con base en la generación de riqueza económica y no en la construcción bien planificada.

El gobierno de México tiene contemplado que para 2050 poblarán el planeta al menos 9 mil 100 millones de personas y 70 por ciento de ellas vivirá en las ciudades.

Esta prospección no transmite ningún beneficio contemplando la presencia de estructuras urbanas que por lo regular marcan desigualdades, segregación e iniquidad entre los mexicanos.

En consecuencia, diversos países proponen impulsar la planificación urbanística desde una perspectiva global, apelando al entorno real de los ciudadanos e informando a las autoridades públicas sobre el impacto ambiental que produce el desarrollo de edificaciones y vialidades.

Los problemas de las ciudades son transmitidos con angustiosa urgencia para el hombre de la calle, reclamando la atención de las autoridades locales.

 

Quizá te interese: Superan las pruebas de control de confianza ocho de cada diez policías en Quintana Roo