Aumentan ingresos por turismo en el país

705

 

  • De enero a septiembre, México registró un superávit de la balanza turística de 11 mil 310 millones de dólares.

 

ERNESTO SARABIA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- De enero a septiembre, México registró un superávit de la balanza turística de 11 mil 310 millones de dólares, un incremento anual de 33 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Este superávit fue resultado de la diferencia de ingresos y egresos por turismo.

Los ingresos sumaron en los primeros nueve meses del año 18 mil 562 millones de dólares, un alza anual de 11.3 por ciento.

En tanto, las divisas que egresaron cayeron 11.3 por ciento a tasa anual para ubicarse en 7 mil 251 millones de dólares.

Si se considera sólo septiembre, los ingresos por turismo sumaron mil 411 millones de dólares, 1.1 por ciento más que en el mismo mes de 2018.

Por su parte, los egresos fueron por 795 millones de dólares, 4.2 por ciento por abajo del registro de dicho mes.

De este modo, al restar a los ingresos la parte de egresos se tiene un superávit en turismo de 616 millones de dólares en septiembre, un avance anual de 9 por ciento, una tasa menor al promedio de los 13 meses previos, que es de 35.6 por ciento anual.

Por número de personas, en septiembre entraron al país 7 millones 009 mil 128, un alza anual de 8.3 por ciento, de las cuales 56.6 por ciento fueron excursionistas internacionales y 43.4 por ciento turistas internacionales.

Las salidas sumaron 6 millones 422 mil 22 personas, 6.7 por ciento más que en septiembre del año pasado.

En el acumulado, los ingresos de enero a septiembre de 2019 sumaron 71 millones 394 mil 842 personas, una caída de 2.2 por ciento, y las salidas 60 millones 707 mil 660, una baja de 8 por ciento.

 

ESTRATEGIA DE REUNIONES

Las experiencias dentro de la industria de reuniones nacional son la apuesta competitiva con la que se busca vincular a los asistentes con los eventos mediante la interacción, de acuerdo con los expertos del segmento.

Recintos y proveedores de servicios de los diferentes destinos del país voltean hacia esta tendencia para atraer más y mejores eventos.

“El diseño de experiencias es llevar a la gente a vivir algo de manera inmersiva, vivencial, experiencial y a partir de ahí desarrollar vínculos personales; los eventos demandan experiencias y nuevas formas de vinculación”, detalló David Hidalgo, director de IBTM Américas.

“Los generadores de eventos tienen que hacer esfuerzos para que estas reuniones sean diferentes, una reunión tradicional de sillas y mesas no funciona. El cliente está esperando algo diferente, de interactividad, de crear ambientes multidimensionales, en los eventos corporativos está funcionando muy bien con la gente más joven que comparte todo”, añadió Alex Fiz, vicepresidente de ventas y distribución de Marriott International para el Caribe y Latinoamérica.

 

Quizá te interese: Convierten semillas de aguacate en bioplásticos