Creatividad en los cómics

486

 

  • Martín Macario Avilés Ramírez fue parte del equipo de las historietas de Memín Pinguín.

 

CARLOS RIVERA

CANCÚN, Q. ROO.- Martín Macario Avilés Ramírez es un comunicólogo apasionado de las historietas.

Desde hace varios, ha dedicado parte de su vida a la ilustración y creación de personajes y aventuras dentro este género de entretenimiento, ya que los cómics forman parte de su pasión.

Actualmente es docente en las universidades Anáhuac Cancún, La Salle (ULSA) Cancún, Tecmilenio Campus Cancún y la de Quintana Roo.

Anteriormente, cuando vivía en la Ciudad de México, fue editor de diversos medios impresos, así como director de casas editoriales, pero ahora reside en Cancún y se define como un enamorado de Quintana Roo.

“Llevo más de 20 años trabajando en los cómics. Comencé con Sixto Valencia en la primera edición a color de Memín Pinguín, después hice unas historietas para Novedades Editores, entre otras editoriales mexicanas”.

Pero nada es blanco o negro, ¿cierto?, y siempre existe gusto para todo, así que el pasatiempo favorito de Martín Macario es el cine. Platicó que la película que supero recientemente sus expectativas, es la de Jocker, del director Todd Phillips, en la que actúa Joaquin Phoenix.

Otro hobby del comunicólogo es ver series de Netflix, quien aseguró que si tuviera los medios suficientes, se dedicaría a la producción cinematográfica.

AMOR AL ARTE

“No hay nada que me desagrade de los cómics. Los que crecimos leyendo cómics los amamos. Creo que lo que más me gusta de ellos es que son 100 por ciento creativos, ya que el escritor de historietas es como un director de cine, pero en compacto”.

Señaló la importancia del trabajo en equipo, ya que, por ejemplo, una historieta semanal de Memín Pinguín era el resultado de la labor de siete colaboradores.

El artista declaró que gracias al trabajo que realizó en el estudio de Sixto Valencia se convirtió en comiquero historietista, y lo considera “su gran maestro”, quien es también prácticamente como su “segundo padre”, ya que gran parte de su vida laboral se la debe a él.

 

LA HISTORIA DE GRANDES HISTORIAS…

Avilés Ramírez no se involucró mucho en los cómics para niños debido a que Estados Unidos tenía bien acaparado dicho mercado, además de la buena implementación que ha hecho a lo largo de los años el país del norte.

Mientras tanto, en México predominan las historias basadas en la realidad y en aventuras cómicas.

Las historietas para adultos, afirma, no han desaparecido, y para él, debería ser más seria en México, ya que incluso podría dársele un formato de novela gráfica, al estilo de ‘Batman’ en su primer año, pues cuenta una historia completa. De hecho, en Argentina o en España suelen utilizar muy bien este tipo de formato.

 

¿CÓMO NACIERON LAS HISTORIETAS DE TAMAÑO PEQUEÑO EN MÉXICO?

Martín Macario Avilés Ramírez platicó que después de los años setenta se tuvieron que hacer historietas de tamaño pequeño debido a una crisis de papel.

Finalmente, el hecho terminó siendo una ventaja para el público, ya que podía leer de manera más rápida y ágil las historias en sus trayectos en el transporte público, y les permitían archivarlas de manera más práctica. Esto otorgó, afirma Avilés Ramírez, un beneficio adicional a la audiencia que fue, es y seguirá siendo amante de los cómics.

 

Quizá te interese: Muere José Luis Neyra Torres, ‘Un fotógrafo fundamental’, comentó el Centro de la Imagen