Llevar cartas es toda una tradición

283

 

  • El 12 de noviembre a partir de 1931 se da la conmemoración oficial del Día del Cartero. En la época del Porfiriato se construyó el actual Palacio Postal. Se han emitido estampillas dedicadas a este oficio.

 

CARLOS RIVERA 

CANCÚN, Q.ROO.- Hoy se celebra el “Día del Cartero”, una conmemoración a la ardua labor de los trabajadores postales para llevar cartas de toda índole, casa por casa, siendo un trabajo admirable desde hace varios años.

En 1759 se instituyó el correo en Yucatán; tiempo después se fundaron las primeras oficinas postales en Veracruz, Puebla, Guerrero, Oaxaca y Guanajuato, lo que originó el servicio de estafetas o correo especial y diplomático. De esta manera se estableció el servicio de correos de manera formal.

Durante el imperio de Maximiliano se colocaron los primero buzones y los sobres postales, con el objetivo de tener un mayor control en el servicio y la correspondencia.

Ya para la época del Porfiriato con el ferrocarril, el sistema de correspondencia fue más eficiente al grado que se construyó el actual Palacio Postal.

El origen de esta celebración se debe a que los tiempos de la Revolución, un tren cargado con cincuenta millones en oro y correspondencia militar tuvo un accidente, el cual cobró la vida de aproximadamente un centenar de personas.

El cartero, pese a estar herido, prefirió recuperar todo el oro y los paquetes postales posibles, para regresarlo hasta su destino, en vez de huir.

 

Festejan el heroísmo

 

Esta acción fue premiada con la conmemoración oficial del Día del Cartero a cargo del Presidente Pascual Ortiz Rubio, el 12 de noviembre a partir de 1931.

Para 1947, para celebrar a los carteros, se emitió por primera vez una estampilla dedicada a este oficio.

Gerardo Carranza Betancourt, cartero de Servicio Postal Mexicano antes Correos de México, comentó que la dificultad más grande en su trabajo es la falta de recursos, como apoyos para la gasolina y refacciones.

Como repartidor muchas veces tienen que comprarlas ellos mismos para poder realizar la entrega de la correspondencia, ya que el gobierno en este sector maneja números rojos.

Esta profesión es muy importante desde la antigüedad e inclusive los carteros eran conocidos como emisarios.

Gracias a ellos, tanto las empresas como las personas puedan comunicarse y mandar información que llega al receptor en pocos días e incluso en unas horas.

 

“Anteriormente las cartas y paquetes que se enviaban eran de persona a persona y ahora son de empresas a las personas y en el caso específico de las cartas ya es muy raro que manden a menos de que sean proyectos o trámites escolares”.

“Las cartas que entrego ya son estados de cuentas, de bufete jurídico o publicidad, la paquetería de los productos que la gente compra por internet para mandárselas a sus familiares”, puntualizó Gerardo Betancourt.

Pese al auge de los medios de comunicación, ninguno de ellos ha logrado reemplazar totalmente a Servicio Postal Mexicano, sino todo lo contrario; ahora posee servicios en línea como cotizaciones, consultas y seguimiento de las entregas.

Hoy en día, a pesar de las dificultades tanto profesionales como personales, los carteros siguen llevando la correspondencia a las puertas de cada hogar, con sudor en la frente, pero sumamente comprometidos en comunicar a los mexicanos.

 

Quizá te interese: Comienza obra en Canal de Zaragoza para conectar Xcalak y Chetumal