Piden indagar a Vicealmirante de QR

627

 

  • El Capitán de Altura, Enrique Lozano, reprochó que existe una militarización de la Marina-Armada de México en las Capitanías del Puerto donde han desplazado a personal civil, por lo que existen varias demandas laborales por ese hecho contra la Semar.

 

Benito Jiménez/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Integrantes de la Marina Mercante solicitaron a la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) investigar al Vicealmirante Antonio Vargas Aguirre, acusado por diversos operadores de servicios de recibir sobornos por parte de empresarios de yates de Quintana Roo.

El también ex titular de la Capitanía de Puerto de Puerto Juárez, presuntamente permitió actividades de turismo náutico con embarcaciones en mal estado, con sobrecupo y en zonas no autorizadas.

“Hay acusaciones de corrupción en distintas capitanías de puerto; nos informan que en el caso de Puerto Juárez, este mando ya fue cesado del cargo por las acusaciones en su contra”, advirtió el Capitán de Altura, Enrique Lozano.

“Nos dicen que pasó a situación de retiro, por lo que se está premiando con un ascenso a este militar sin que se investiguen las acusaciones de corrupción”.

El coordinador de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) – Costa Afuera de México y el Caribe, expuso que existe una militarización de la Marina-Armada de México en las Capitanías del Puerto.

En estos espacios han desplazado a personal civil, por lo que existen varias demandas laborales por ese hecho contra la Semar.

“También se han afectado a empresas; nos dicen que tienen hasta miedo de hablar, porque cuando una empresa se queja, el personal naval empieza a acosar a las empresas con inspecciones, a detener embarcaciones.

“Hay buques que han sido parados por meses, pérdidas diarias de más de 25 mil dólares por un navío, los paran por meses presuntamente por supuestos hallazgos de sustancias ilícitas y luego los liberan sin fincar responsabilidades”, acusó Enrique Lozano.

 

Los antecedentes

 

De acuerdo con las investigaciones, el Vicealmirante Antonio Vargas Aguirre es parte de una red de funcionarios de la Capitanía de Puerto de Puerto Juárez, Quintana Roo, señalada por diversos operadores de servicios de recibir sobornos de hasta 50 mil pesos por parte de empresarios de yates para realizar actividades irregulares de turismo náutico.

La Unidad de Capitanías de Puerto y Asuntos Marítimos (Unicapam), que depende de la Secretaría de Marina, también fue alertada desde 2017 de que sus funcionarios cobran “cuotas” a dueños de pequeñas embarcaciones para operar sin permisos, a quienes les niegan ese trámite para que continúen pagando la extorsión.

Los señalamientos son en contra de Miguel Flores Castillejos, oficial de resguardo del Puerto Juárez, quien supuestamente es protegido por el Vicealmirante retirado Antonio Vargas Aguirre, quien encabezó la Capitanía de Puerto hasta el 31 de octubre pasado.

Otros funcionarios señalados son del personal de arribo y despachos de la Capitanía, de acuerdo con las denuncias a las que tuvo acceso REFORMA.

Flores Castillejos es empleado de la Capitanía de Puerto Juárez, con base sindicalizado y una antigüedad de 18 años, según los registros de la Marina, que asumió el control de la Unicapam, que encabeza el Vicealmirante Rubén Ceballos Guevara

Desde noviembre de 2017, Flores Castillejos fue denunciado de manera anónima por los operadores de servicio, cuando fue titular de la Capitanía de Puerto, Francisco Quiñones Quiñones

Los quejosos involucraron a Quiñones con el cobro de cuotas y sobornos, pues aseguraron que en su administración se negó a otorgar las licencias para operar los servicios de turismo, aún con la documentación en regla.

Aseguraron que Quiñones incluso envió a Flores Castillejos para solicitar los sobornos, con tal de agilizar esos trámites, que a la postre no fueron concluidos.

Quiñones dejó el cargo en agosto de 2018 y asumió la Capitanía el retirado Antonio Vargas Aguirre, también salpicado en las acusaciones.

Flores Castillejos sigue siendo blanco de señalamientos de extorsión, ahora junto con Salvador Palacios Trujillo, actual jefe de Navegación de la Capitanía de Puerto.

Las “cuotas” en septiembre de 2018 continuaron hasta los 15 mil pesos para permitir a las embarcaciones sin permiso, realizar actividades de turismo o mediante “verificaciones” a barcos o documentación para detectar errores y sobornar a sus dueños con otras sumas de dinero.

También se dijo en las denuncias ante la Semar que empresarios operadores de yates pagan hasta 50 mil pesos a los citados funcionarios para operar las embarcaciones turísticas con sobrecupo, en mal estado y en zonas no reglamentadas.

Las quejas de los operadores náuticos en contra de Flores Castillejos y Vargas Aguirre se repitieron en agosto y septiembre pasados por lo que la Unicapam, a través de la Dirección General Adjunta de Capitanías de Puerto inició una investigación en agosto.

El Órgano Interno de Control de la Marina también intervino el caso, añadieron fuentes navales.

El civil Jorge Silverio Sánchez Mendoza, jefe en funciones de seguridad en Puerto Juárez, fue designado encargado de la Capitanía de Puerto de Puerto Juárez.

 

Quizá te interese: Prevalece desde el ’97 la Ley de Justicia Indígena