La unidad familiar, vital para las personas que padecen diabetes; se puede prevenir

249
stand en el kiosco de la plaza cívica primer congreso de Anáhuac de salud para detectar la diabetes en vísperas del día mundial de la diabetes donde se realizan pruebas gratuitas e intenta concientizar a la población sobre el consumo de azúcar. Foto: José Luis de la Cruz

 

  • Instauran este Día en respuesta al aumento de los casos de esta enfermedad en el mundo

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- En caso de emergencia, la unidad familiar resulta un factor clave en la prevención, diagnóstico y ayuda a las personas que lo necesitan, por lo que este año el tema para conmemorar el Día Mundial de la Diabetes es “Familia y Diabetes”.

Desde 1991, este importante día fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en respuesta al aumento de los casos de esta enfermedad en el mundo.

La finalidad, proclamaron, fue la de crear conciencia en la población sobre las causas, síntomas, tratamiento y riesgos que representa este padecimiento.

Conocida también como la “enfermedad silenciosa”, existen tres formas principales de diabetes: Tipo 1, Tipo 2 y Gestacional.

La diabetes Tipo 2 es la más común y representa entre 85 a 90 por ciento de los casos, relacionados con factores de riesgo modificables como la obesidad, peso excesivo, falta de actividad física y regímenes de alimentación de alto contenido calórico y poco valor nutritivo.

Jorge Alberto Alpuche Azueta, jefe del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la Secretaría de Salud, dio a conocer que el estilo de vida adoptado por las personas, así como la genética, son dos grandes factores que influyen para adquirir esta enfermedad.

“Lo más recomendable es hacerse estudios de rutina para ir detectando estas alteraciones en la glucosa o en el azúcar en sangre y tomar decisiones o cartas en el asunto, para evitar que aparezca la diabetes como tal o para evitar que aparezcan las complicaciones”.

El especialista medico recomienda realizarse por lo menos una vez al año estudios de sangre para saber la situación en la que se encuentra.

“Otro factor de riesgo es la obesidad, el sedentarismo y no hacer ejercicio, así como la alimentación que llevamos”, recalca.

 

Diabetes, sectorizada

 

Alpuche Azueta explica que en Quintana Roo la diabetes está sectorizada, de tal manera que instituciones como el IMSS, Issste y las secretarías de Marina (Semar), Defensa Nacional (Sedena) y Salud (SSa), contribuyen en la atención de cada uno de los derechohabientes con este padecimiento.

A nivel estado, tan solo la Secretaría de Salud atiende a alrededor de 14 mil pacientes que viven con diabetes, que son atendidos en los centros de salud de primer nivel tanto en la zona urbana como rural.

Esto, en las Unidades de Atención Médicas, así como en hospitales de segundo nivel para casos más complicados.

A través de estos centros de salud, refiere, se contribuye a la atención de las personas con diabetes, con las que se trabaja la parte educativa, para darles a conocer la enfermedad y los factores de riesgo.

También se enseña de activación física y se da seguimiento a cada paciente con la enfermedad.

El especialista refiere que una persona con diabetes que lleva una vida ejercitada, su tratamiento médico al pie de la letra y una alimentación balanceada, logra tener una calidad mucho mejor que cualquier otra persona que no lleva una alimentación balanceada.

Las personas con diabetes, deben modificar totalmente su estilo de vida, ello incluye rutinas de ejercicio, alimentación saludable, evitando las bebidas azucaradas, porcionar y racionar la comida y equilibrar las frutas y vegetales, proteínas y grasas.

 

Quizá te interese: Apoyan los empresarios ampliación del canal de Zaragoza, consideran que detonará la economía del sur