(VÍDEO) Pierde Puerto Morelos amparo contra ‘invasor’

219
Judge Holding Documents

 

  • La ‘Agrupación Gajo del Sureste S.A. de C.V.’ ha sido señalada de operar despojos de predios en Puerto Morelos.

 

MARCO ANTONIO BARRERA

PUERTO MORELOS, Q. ROO.- El Ayuntamiento de Puerto Morelos enfrenta un brete jurídico. La “Agrupación Gajo del Sureste S.A. de C.V.”, a la que protegió ante denuncias ciudadanas por invasión de propiedades públicas y privadas, ahora se la volteó con una demanda de amparo que ordena a las autoridades municipales revertir toda la tramitología legal realizada para despojar “ilegalmente” de una propiedad.

Debido a las deficiencias en el procedimiento oficial contra la presunta empresa invasora, “que realizó la autoridad municipal de manera unilateral y sin mediar ningún aviso”, el Juzgado Segundo de Distrito otorgó ayer amparo a la empresa.

Específicamente se concedió la protección de la justicia federal para que se deje insubsistente el acuerdo del siete de febrero de 2017, por medio del cual la Dirección de Catastro Municipal ejecutó la revocación de la constancia de cédula catastral de un predio de 74 mil 792 metros cuadrados en disputa.

Al resolver el juicio de amparo en revisión 749/2017, el juez Gerardo Vázquez Morales explicó que el alcance de su sentencia es para que vuelvan las cosas al mismo estado en que estaban antes de la ejecución de la revocación; aunque también dejó abierta la posibilidad de repetir el procedimiento oficial si se comprueba que existen razones legales de fondo para realizarlo.

La empresa afectada acusó a las autoridades de Puerto Morelos de ordenar la revocación de la cédula catastral número 6021004 010 001 00 000 expedida el 21 de diciembre de 2016 y la cancelación de su inscripción en el padrón catastral, ante un supuesto cambio de propietario del predio denominado “El Palmar”, ubicado en la Supermanzana 4, Manzana 10 y Lote 1.

Durante el desahogo del caso, el juez federal advirtió: “no se soslaya que diversos terceros interesados presentaron varias documentales cuestionando los documentos relativos a la propiedad que ostenta el quejoso, pues señalan que se encuentran viciados de origen”. Estos hechos, aclaró el juez, no fueron analizados en este juicio porque era tema ajeno de la solicitud de amparo.

La “Agrupación Gajo del sureste S.A. de C.V.” ha sido señalada de operar despojos de predios en este municipio. Una vez que lo hace, coloca lonas en las que se atribuye la propiedad legal, mediante números inexistentes de cédulas catastrales.

De acuerdo a víctimas y casos documentados por medios de comunicación nacionales y locales, se ha denunciado que sujetos armados se apoderaron también de terrenos privados en la zona aledaña a la playa, en diciembre de 2016.

Y en febrero del año siguiente ocurrieron los segundos despojos y un mes después, otras invasiones con el uso de documentos apócrifos, amenazas de muerte y complicidad de servidores públicos del municipio de Puerto Morelos.

La empresa se fundó en Tecax, Yucatán, en 2015, aunque tiene su domicilio en la casa 1342 B, lote 1, manzana 4, de la Región 209 de Cancún, según el acuse único de inscripción ante el Servicio de Administración Tributaria, folio RF201566125909, del 7 de mayo de 2015.

Las acusaciones de la empresa contra autoridades municipales se debem a la presunta protección en los allanamientos y despojo de tierras, alentado al inicio del gobierno de la alcaldesa Laura Fernández por su ahora ex director de Catastro, Erick Estrella, acusado de emitir cédulas catastrales falsas, con ubicación geográfica en Lituania o Groelandia

Precisamente fue el mismo ex servidor público quien otorgó a la “Agrupación Gajo del Sureste, S.A. de C.V. la cédula catastral en disputa, pese a que al parecer hay otro documento de la misma propiedad, pero a nombre de Gladis Nava Rincón.

Por lo pronto, el gobierno municipal deberá cumplir la sentencia del Juzgado Segundo de Distrito y echar atrás la diligencia por “despojar ilegalmente” al principal invasor de Puerto Morelos.

 

Quizá te interese: Crecen controversias ante abuso financiero; adultos mayores, los más afectados