NIDO DE VÍBORAS

213

 

Por: Kukulkán

¡ASUNTO RESUELTO! El obispo Pedro Pablo Elizondo alzó la diestra y repartió bendiciones a cada futuro vagón y durmiente del Tren Maya, al que consideró un proyecto vital para el bienestar de la gente.

EL PERMISO eclesiástico debería poner fin a múltiples dudas y disputas en torno al ambicioso plan del presidente Andrés Manuel, que ha visto tan dura la oposición que ya hasta dejó entrever que anda considerando rajar en su proyecto estrella.

CON LA bendición de monseñor ya no harán falta las manifestaciones de Impacto Ambiental ni la expropiación o negociación de terrenos a los belicosos ejidatarios que quieren ser parte de la lluvia de dólares y euros que dejará el ferrocarril.

LUEGO ENTONCES, ambientalistas y secretarios de Turismo, Transporte y demás podrán estar tranquilos, pues el Tren Maya ya cuenta con la venia del señor… obispo. ¡Amén!

***

DICE EL director del grupo Oasis, Pedro Pueyo, que la cuestión de la baja en las tarifas hoteleras que tanto asusta al sector, no es tan complicada de rastrear: su origen está en la sobreoferta, pues a más comensales menor es la rebanada del pastel.

EL TEMA ha sido objeto de debate desde hace tiempo y ha servido a muchos intereses para fustigar a autoridades para que regulen plataformas tipo Airbnb y se encarguen de la limpieza de playas y todo lo que sea afectado por el sargazo, sin que a ellos les cueste un peso.

EN REALIDAD no hay una sola causa para el descenso en las tarifas ni tampoco es el Apocalipsis; al final se trata de uno de tantos vaivenes en el ciclo de cualquier industria, un sube y baja regular que en el largo formato no tiene mayor impacto.

EL PROBLEMA, más bien, es un asunto de intereses y ruido gratuito, combinado con un terror extremo a perder estatus. Es decir, puro ego.

EN TANTO, los permisos para la construcción de más y más cuartos de hotel en regiones tan saturadas como la zona hotelera de Cancún siguen adelante, que en tanto el mercado demande oferta habrá quienes busquen proveerla.

LO MALO será cuando la sobreoferta y la mala gestión acaben con el producto, como ya estuvo a punto de suceder en Holbox y está sucediendo con los arrecifes, que están muriendo ante nuestros ojos.

***

¿Y A usted cómo le fue de Buen Fin?, ¿todavía le quedan ganas de dar tarjetazo y gastarse lo que aún no cobra?

LA ESTRATEGIA comercial del Buen Fin no es tan mala en su sentido de buscar reactivar la economía del sector comercial. El tema es que pareciera ser una temporada libre para endeudarse y adquirir productos que, en el fondo, no se necesitan, excepto para seguir produciendo más y continuar dándole vuelta a la rueda.

YA PRONTO entregarán aguinaldos. Úselo bien, sáquele provecho y no acumule deudas. Su bolsillo y su tranquilidad se lo agradecerán.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 272