Isaac Hernández Vázquez el optimista… pero con reservas

327

 

  • De acuerdo con Isaac Hernández Vázquez considera el trabajo de la compañía Printeligencia como “bien hecho y profesional”.

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- El logotipo oficial para conmemorar el 50 aniversario de Cancún, pretende cumplir un doble propósito.

Por un lado, generar identidad entre los habitantes de la ciudad, y a la vez, obtener ingresos a partir de una intensa campaña de mercadotecnia que impulse al destino turístico y se obtenga beneficio para la población.

De acuerdo con Isaac Hernández Vázquez, Co-editor de la revista Campaigns & Elections México y especialista en asuntos de “Marca-Ciudad”, considera el trabajo de la compañía Printeligencia como “bien hecho y profesional”.

Lo ve con buenas aplicaciones, principalmente en el tema de la permanencia y el posicionamiento, de acuerdo con la estrategia de los organizadores.

“Técnicamente favorece a las aplicaciones que va a tener y los espacios donde aparecerá, ya sean productos o lugares. Poco a poco la gente lo irá adoptando”.

Si bien existe un rechazo inicial muy marcado, sobre todo en el terreno de las redes sociales, explicó que, de inicio, a las personas les cuesta trabajo entender el objetivo general de algo visto por primera vez.

“Puede haber comentarios negativos, pero posteriormente puede cambiar la percepción”.

En ese sentido, elogia la decisión del gobierno municipal de crear distintas actividades que acompañen el esfuerzo de promoción y pertenencia entre la población y los visitantes.

De acuerdo con su juicio, si se desea mejorar la percepción de la gente y crear una experiencia más integradora, se debe llevar al cabo una serie de encuestas, tanto cara a cara como a través de grupos de enfoque, con el objetivo de medir la aceptación del logotipo basados en la perfectibilidad.

“Todas las marcas siempre son perfectibles, ya sean turísticas o de ciudad, al ir por etapas; las etapas duran de 3 a 6 meses de acuerdo con el pulso de la gente y de los consumidores. Ahí se determinan las modificaciones de manera paulatina.

“Si lo hacen así de golpe, no va a funcionar, se tiene que hacer por etapas e ir midiendo poco a poco cómo va creciendo la marca, aunque dure un año”.

Isaac Hernández consideró la consulta constante como la herramienta que permitirá decir si la marca tuvo éxito o no.

“Lo más importante es preguntar a la gente si le gusta o no lo que ven. Lo que no es medible, no funciona, eso es muy importante”.

 

Quizá te interese: Repiten calificación aprobatoria cárceles de Quintana Roo