Mantiene Congreso estatal apoyos sociales a discreción

214

 

 

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- En el último año de la XV Legislatura del Congreso estatal, diputados locales entregaron casi 9 mil ayudas sociales, entre despensas, canastas alimentarias y medicinas, pero también cubrieron gastos de hospedaje, vestuario, herramientas y refacciones automotrices.

Pese a que la gestión social no es una facultad que la normatividad conceda a la función legislativa, la bolsa que cada representante popular tiene asignada es de 35 mil pesos mensuales, cuyo uso es discrecional. Entre los diputados se utilizó también para adquirir artículos deportivos, láminas, apoyos a la educación y hasta ataúdes.

El Congreso local anterior dispuso de casi 200 millones de pesos para gestión y apoyo social mediante el manejo de recursos a discreción. Su eventual desaparición no es prioridad ni forma parte de la actual agenda legislativa.

Edgar Gasca, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la XVI Legislatura del Estado de Quintana Roo, reconoció que los apoyos de gestión los utiliza cada diputado.

“Hoy cada uno recibe 35 mil pesos mensuales, como lo ha estado recibiendo en las últimas legislaturas, y lo tiene que comprobar”, expresó.

Lo cierto es que, la comprobación de ese tipo de gasto se hace mediante fotografías y un perfil socioeconómico de los beneficiarios, además de otra documentación como una copia de la credencial para votar con fotografía.

El legislador reconoció a Luces del Siglo que las responsabilidades de los diputados no consisten en entregar ayudas sociales ni dinero, “no es nuestra función”, pero tampoco pueden quedar ajenos a una realidad de pobreza. Al Congreso, añadió, “viene mucha gente necesitada” de comunidades rurales y mayas, que requiere ayuda, incluso, para cubrir los gastos funerarios de algún pariente y “el diputado y el Congreso no puede ser ajeno a ello”. En el último año de la XV Legislatura, sus 25 integrantes recibieron 8 mil 720 peticiones de ayuda económica como parte de la gestión social (5 mil 073 entre julio y diciembre de 2018 y 3 mil 647 de enero a agosto pasado), de los cuales atendieron a 8 mil 987; es decir, se entregaron recursos a 267 beneficiarios más de las solicitudes que recibieron.

Los apoyos que más se dieron fueron por “Ayudas sociales a personas”, “Despensa y canastas básicas” y “Transportación, hospedaje y alimentación”.

Gasca Arceo insistió que al legislador se le percibe como alguien que viene a representar a la sociedad y hoy la sociedad tiene necesidades. “No soy enemigo de que lo sigamos ejerciendo. Coincido en que no tenemos ese fin, el Poder Legislativo no está hecho para ello, porque la función principal es legislar, crear el marco normativo que como sociedad nos regimos”.

Desde septiembre del año pasado, en la Cámara de Diputados federal, fueron retirados los apoyos para gestión social.