Contrastante celebración de la Revolución mexicana en Chetumal y Cancún

645
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

  • En Chetumal, el colorido y la alegría de los contingentes que desfilaron por la Avenida de los Héroes y frente al Palacio de Gobierno fue la constante.

 

LAURA CRUZ/VÍCTOR HUGO ALVARADO

CHETUMAL, Q. ROO.- Las fiestas conmemorativas por el aniversario 109 de la Revolución mexicana se vivieron de manera contrastante en el sur y en el norte del estado.

Mientras en la capital de Quintana Roo se realizó el tradicional desfile cívico-deportivo, en Cancún suman ya un sexenio sin recorrido por las calles, sino apenas celebraciones oficiales y protocolarias en escuelas.

Esta divergencia acentúa la disparidad que hay entre ambas ciudades, una de ellas la capital del estado y la otra su motor económico.

 

Color chetumaleño

En punto de las 8:30 horas, más de 20 mil personas comenzaron a desfilar por la Avenida de los Héroes, la principal arteria de la capital del estado. La fresca temperatura del día favoreció que los participantes avanzaran sin contratiempos ni necesidad de hacer pausas para hidratarse como en ediciones anteriores.

Además, este año y con el fin de evitar accidentes entre los estudiantes que participan, se prohibió la realización de pirámides y otras actividades riesgosas, no obstante lo cual hubo una gran cantidad de espectadores, en su mayoría familiares de los alumnos.

Al frente del recorrido estuvieron los deportistas quintanarroenses más destacados del año, representando a la Comisión de la Juventud y el Deporte (Cojudeq).

Tras ellos, los contingentes de cinco escuelas primarias, con grupos de 50 alumnos cada una, así como 40 acompañantes entre maestros, directores y personal de apoyo. A ellos se sumaron siete mil 920 alumnos de 22 secundarias, seis de ellas de nivel general, tres técnicas, una telesecundaria y 12 particulares.

Después hicieron su aparición 15 escuelas de nivel Medio Superior, con cinco mil 700 alumnos, más una cantidad similar de alumnos universitarios.

También hicieron acto de presencia personal de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), taxistas del Sindicato Único de Choferes de Alquiler, soldados de la 34 Zona Militar, de la Policía Quintana Roo, del Heroico Cuerpo de Bomberos y de la Asociación de Charros.

Durante el desarrollo del desfile los participantes realizaron coloridas tablas rítmicas y de gimnasia, bailes y exhibiciones de rescate; y aunque la mayoría de los estudiantes vistió uniformes deportivos, algunos optaron por ataviarse como personajes de la Revolución.

Incluso, un helicóptero de la Policía Quintana Roo hizo un sobrevuelo por la zona durante el paso del contingente policial.

El desfile fue acompañado de música mexicana en varias partes de su recorrido, acorde con el motivo de la celebración.

El desfile fue presenciado desde el balcón del Palacio de Gobierno por el mandatario estatal Carlos Joaquín, quien estuvo acompañado de una parte de su gabinete; así como el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la XVI Legislatura, Edgar Gasca Arceo; y del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, José Antonio León Ruiz.

 

Un día normal

En Cancún el 20 de noviembre fue un día normal. La gente acudió a sus trabajos y las vialidades que conducen a la zona hotelera lucieron su tradicional congestionamiento, una involuntaria versión motorizada del desfile.

En teoría este 2019 se rompería el “ayuno” del desfile conmemorativo del 20 de noviembre, pues así lo prometió la alcaldesa Mara Lezama el año pasado; sin embargo, las celebraciones se limitaron a actos protocolarios en escuelas.

Lezama Espinosa acudió a la primaria Oxtankah, uno de los pocos planteles educativos que realizaron de manera particular alguna presentación.

Acompañada de autoridades locales y estatales, la alcaldesa exhortó a los estudiantes a esforzarse y aprovechar la educación que reciben. “Estudien mucho, ustedes tienen la oportunidad de tener una escuela, maestras y maestros; aprovechen esa oportunidad. Hay que inculcar los valores desde chiquitos, para que se hagan hombres y mujeres de bien”, subrayó.

De acuerdo con la presidente municipal, el desfile no se realizó en atención a peticiones vecinales de no afectar la circulación vehicular ni la asistencia de los niños a las escuelas.

“El tema de las vialidades se nos complica muchísimo. Tuvimos mucho encono por parte de los vecinos; nos solicitaron que no obstruyéramos las calles. Se tenía que obstruir parte de la Bonampak, también la avenida Tulum. Para la gente que va al trabajo a la zona hotelera, se hace un cuello de botella”.

El municipio de Benito Juárez acumula seis años consecutivos de no realizar el desfile conmemorativo del 20 de noviembre, cuya última edición fue en 2013. Es durante las administraciones municipales de Paul Carrillo y Remberto Estrada cuando el desfile fue sustituido por eventos particulares en las escuelas.

“Tiene que haber desfile, además tenemos ya a la milicia aquí, el próximo año tendremos y los invito a todos por favor, para que vengan y nos apoyen y estemos presentes, y que sea un evento además muy familiar. Claro que lo vamos a hacer, no podemos no tener desfile, el próximo año habrá desfile, por supuesto que sí”, declaró Lezama Espinosa tras la inactividad conmemorativa de 2018.

Otra de las razones de la edil para no llevar a cabo el acto fue la pérdida en horas de clase que tendrían los estudiantes tras el puente largo, así como el cambio en la asignación de días de asueto, el cual complica la organización de un desfile por la poca asistencia que podría registrarse.

En el resto de municipios de la entidad hubo desfiles para conmemorar la Revolución mexicana, acontecimiento considerado por Movimiento Regeneración Nacional (Morena) como una de las cuatro transformaciones del país, la que, por segundo año seguido, no tuvo el respaldo de un gobierno municipal que funge como su representante.

 

Quizá te interese: Brindan capacitación para combatir maltrato infantil