Entra en vigor la Ley de Protección y Bienestar Animal, que prohíbe las corridas de toros en Quintana Roo

665

 

  • Tras su aprobación por la pasada XV Legislatura en junio, colectivos taurinos y galleros del estado marcharon en Chetumal para oponerse a la prohibición de sus actividades.

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Tras casi cinco meses de permanecer en el “limbo legislativo”, el día de ayer se publicó de manera oficial la Ley de Protección y Bienestar Animal, cuyo decreto incluye la prohibición de eventos como las corridas de toros y las peleas de gallos, así como diversas actividades que involucran animales.

El decreto obliga a las autoridades a detener estos actos por medio de la clausura del evento y el aseguramiento de los animales; además da un plazo de 180 días para que el gobierno del estado pueda emitir un reglamento en el que se incluirán sanciones específicas para quien transgreda las disposiciones.

Previo a la promulgación de la Ley, el empresario taurino Jorge Ávila había considerado que su composición era “endeble” por la falta de respaldo popular durante las consultas posteriores a su aprobación.

Incluso dijo no temer la posibilidad de cancelar la corrida de aniversario de la Plaza de Toros de Cancún, programada para el 20 de diciembre, por tratarse de una ley no retroactiva, por lo que no afecta la fecha del evento, mismo que, de acuerdo con las autoridades municipales, carece de permisos para su realización.

Finalmente, hizo un llamado “de amistad y respeto” a los detractores de las corridas de toros, quienes, a su juicio, no han “interiorizado” lo suficiente sobre la vida del toro de lidia como para asegurar la existencia del maltrato animal.

La ley fue promulgada por el gobernador Carlos Joaquín González el 27 de junio, un día después de su aprobación en la XV Legislatura; sin embargo, su publicación fue detenida durante 152 días en virtud de un acuerdo con promotores y empresarios taurinos y de peleas de gallos, periodo en el cual hubo cambios en el Poder Legislativo.

En su momento, varios diputados, incluido el entonces presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila, se opusieron a incluir la prohibición de las corridas de toros y las peleas de gallos en la ley, razón por la cual se llevaron a cabo foros y reunieron firmas en contra de su publicación.

También se alegó la falta de sanciones en la ley como una razón para evitar su publicación, ya que sin ellas sería una legislación inoperante y tendría que ser modificada. Al respecto, integrantes de la actual XVI Legislatura han repetido este argumento y ya alistan una reforma.

 

Quizá te interese: Busca la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez contratar 300 policías para 2020