NIDO DE VÍBORAS

129

 

Por: Kukulkán

AL COMENZAR el Año 2 Pedernal del reinado del Gran Tlatoani Pejectezuma, el panorama de las provincias unidas de México luce singular.

POR UN lado, una parte del país aplaude y aprueba lo hecho hasta el momento por AMLO I, quien no se cansa de recorrer cada pueblito y comarca para apapachar y ser apapachado al amparo de largos discursos, gesto que hasta la fecha es bien recibido por sus forofos.

EN SENTIDO contrario, un amplio grupo de opositores sigue indignado de que el viejecito santo les haya ganado la carrera presidencial justamente a ellos, que son unas chuchas cuereras con doctorado en Harvard que saben, mejor que ninguno, lo que le conviene al país.

CON SEMEJANTE paisanaje no es de extrañar que México sea una olla de presión en la que no sabemos si los frijoles saldrán bien cociditos o de plano quemados.

ERA DE esperarse que la polarización fuera la marca de agua del actual sexenio, algo que López Obrador seguro tiene muy presente (y hasta disfruta), por lo que sus llamados a los abrazos por encima de los balazos han de verse más cómo una estrategia de comunicación que como un plan real.

LA PREGUNTA, entonces, será si en este segundo año de la era Pejámbrica la realidad económica, social y de seguridad hacen que el presidente considere dar algún viraje a sus políticas o si mantiene el rumbo.

***

¿ES USTED un trabajador del volante? Entonces ya estará enterado que tiene un nuevo líder en el estado: Erasmo Abelar Cámara, el jefazo de los taxistas en Cancún, quien compartirá mesabanco en el trono con Sergio Cetina Valle, mandamás ruletero en Chetumal.

LA ELECCIÓN implica que Abelar Cámara, famoso por alentar salir a golpear choferes de Uber, asumirá las riendas de operadores de grúas, volqueteros, transportistas de carga, taxistas y choferes de transporte público, es decir, su poder crecerá exponencialmente.

LO QUE resulta preocupante porque la presidenta de la Comisión de Transporte del hache Congreso estatal, Erika Castillo Acosta, diputada con pasado taxista, ha insinuado que buscará que las decisiones a nivel estatal en este tema sean tomadas por un grupo de personas que incluiría al recién electo líder del Frente Único de Trabajadores del Volante (Similares y Conexos).

ES DECIR, los dueños de taxis podrían consumar su bloqueo a Uber, Didi y demás servicios digitales de transporte, sin tener que preocuparse por mejorar su servicio porque no tendrían competencia.

ASÍ LLEGARÍAMOS a los 50 años de Cancún: con un servicio de transporte monopolizado por quienes se comportan como amos y dueños de las calles.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 279