Alista UNAM plan contra cambio climático

289

 

  • Especialistas de la UNAM informaron que trabajan en una estrategia para hacer frente a la emergencia generada por el cambio climático.

 

Iris Mabel Velazquez Oronzor/Agencia Reforma

Cd. de México, México 05-Dec-2019 .-Especialistas de la UNAM informaron que trabajan en una estrategia para hacer frente a la emergencia generada por el cambio climático, que incluirá modificaciones en los edificios de la institución.

El Doctor Carlos Gay García, coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático (PINCC) de la UNAM, hizo un llamado al Gobierno mexicano para que se comprometa con acciones que ayuden a frenar este fenómeno, pues indicó, desde la UNAM se hará lo propio.

Refirió que los especialistas del PINCC trabajan en una estrategia de acción climática para la UNAM, que derivará en un programa de acción en la que pretenden que participe toda la comunidad universitaria y se aplique en diversos planteles.

El fin, comentó, es regular las emisiones en los campus, la demanda de energía y por otro lado, adaptar a la UNAM para el potencial cambio climático que se prevé.

Ante el incremento de la temperatura, explicó, los alumnos podrían sufrir por el calor, por lo que se propone adaptar salones.

“¿Qué pasaría con los salones y con los estudiantes, y con las cosas que se hacen en la UNAM si estuviéramos 2 grados más caliente que ahora?”, cuestionó.

“Todos nosotros hemos tenido experiencias acerca de los salones de la UNAM y sabemos que nunca han estado muy bien aclimatados, pero en condiciones diferentes pues estaría aún la cuestión peor. Entonces la pretensión es de que se adopte un plan y una estrategia de acción climática para la UNAM que nos llevaría pues a menores emisiones”, agregó.

En una conferencia de prensa realizada en el Centro de Ciencias de la Atmósfera, de Ciudad Universitaria, consideró que la UNAM podría asumir el reto de “cero emisiones para el 2050”, como lo han hecho, dijo, muchas universidades en el mundo.

“¿Qué acciones estamos tomando al interior de las universidades para ser congruentes con lo que estamos predicando hacia fuera en el contexto de cambio climático?, y ¿cuánto nosotros desde la UNAM podemos ayudar a los a los actores que están fuera de la universidad a que ellos cumplieran sus propios compromisos”, apuntó.

“La UNAM es una gigantesca institución, nos vamos a tener que poner de acuerdo un montón de diferentes actores. Esto puede ser un reto esto puede ser interesante”.

Indicó que ya se han colocado celdas fotovoltaicas en edificios como el de la Coordinación de Investigación Científica, y la Coordinación de Humanidades ya lo contempla.

Opinó que son iniciativas anecdóticas pero se necesita que haya planes y objetivos.

Otra alternativa, expuso, es tener un transporte público universitario eléctrico, además, confió en que al aplicarlo en una pequeña parte de la Ciudad se vea la viabilidad de llevarlo a gran escala.

“Esto es un poco como los experimentos con el Bicipuma y que luego se volvió esto realmente una experiencia muy útil para el exterior de la UNAM”, aseveró.

Apuntó que aunque aún son propuestas, se podrían ver avances en dos o cuatro años.

“Lo que tenemos ahora propuesto es que al menos las emisiones que se pudieran calcular para la UNAM fueron congruentes con los NDC (Contribución Nacionalmente Determinada) de México: 22 por ciento de reducción de emisiones de CO2, 50 por ciento de carbono negro”, enlistó.

En tanto, el Doctor Clemente Rueda, coordinador del PINCC agregó que además es necesario hacer escenarios de clima en los campus de la UNAM.

“¿Qué sucede si en lugar de pensar en techos verdes, pensamos en techos de color blanco?, ¿cuántos grados de temperatura nos podemos ahorrar en Ciudad Universitaria? Se está haciendo isla de calor urbana en la misma Ciudad Universitaria para saber qué puede pasar en 15 a 20 años”, señaló.

“Estamos financiando un proyecto sobre estrés térmico en los edificios de la UNAM, porque no es lo mismo que yo especule cómo se puede comportar a que realmente sepamos con modelos y escenarios, qué puede suceder con ese tipo de edificios”, añadió.

Resaltó que esto es único y novedoso en el País, pero ya se está haciendo en por lo menos 40 universidades; la mayoría de ellas en los Estados Unidos, en Europa y paulatinamente en Australia.

 

Quizá te interese: Pactan México y EU cooperar en seguridad