Convierten en ‘souvenirs’ placas robadas

529

 

  • Las piezas modificadas se ofertan hasta en 800 pesos, según la ‘dificultad’ del diseño.

 

MARCO ANTONIO BARRERA

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- Las placas vehiculares robadas o “perdidas” son un negocio entre comerciantes de regalos y “souvenirs” en la Quinta Avenida, quienes las ofrecen en venta a turistas hasta en 600 pesos la pieza original.

Son matrículas que identifican a vehículos registrados en Campeche, Tabasco, Guerrero, Ciudad de México, Estado de México y Quintana Roo, entre otras entidades, las cuales fueron retiradas o sustraídas de los parachoques y ahora son exhibidas, apiladas o colgadas en estructuras metálicas y árboles para su venta entre turistas.

Hay placas que además fueron mutiladas para separar letras y números, y con ello se elaboraron diseños que se exhiben con nombres de establecimientos, marcas comerciales o sitios turísticos, cuyo precio oscila entre 400 y 800 pesos, según la dificultad del “trabajo artesanal”.

Las placas metálicas son piezas de identificación vehicular que cumplen ciertas especificaciones técnicas establecidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SCT-2-2016, respecto a caracteres alfanuméricos, leyendas, abreviaturas, dimensiones, materiales, troquelados, flexibilidad y refracción. Además, con elementos de seguridad para evitar su clonación y resistencia a los agentes químicos, la corrosión e intemperie.

El artículo 36 del Reglamento de Tránsito de Quintana Roo establece que será necesario para los vehículos contar con placas de circulación para poder transitar por vías y carreteras del Estado. El artículo 44 agrega que deberán portarse en un lugar visible y el 50 prohíbe sean utilizadas en un automóvil distinto para el cual fueron expedidas.

De acuerdo al artículo 367 del Código Penal Federal, comete el delito de robo el que se apodera de una cosa ajena, sin derecho y sin consentimiento de la persona que puede disponer de ella con arreglo a la Ley, en tanto que el 368 dicta que se equiparan al robo y se castigará como tal, el apoderamiento o destrucción dolosa de una cosa propia mueble, si ésta se halla por cualquier título legítimo en poder de otra persona y no medie consentimiento.

El artículo 368 Bis del mismo ordenamiento advierte penas de tres a 10 años de cárcel y multa de hasta mil días al que después de la ejecución del robo y sin haber participado, posea, enajene o trafique de cualquier manera, adquiera o reciba los instrumentos, objetos o productos del robo, en tanto que el 368 Ter señala un castigo de seis a 13 años y de 100 a mil días de multa a quien comercialice en forma habitual objetos robados, a sabiendas de esta circunstancia.

Pese a lo que dicta la Ley, las placas de circulación vehicular se comercializan en puestos de bolsos, artesanías y de recuerdos típicos en la Quinta Avenida en Playa del Carmen.

Las placas de Quintana Roo con mayor “demanda” corresponden a las que tienen la imagen de un tiburón ballena de fondo, y las de otros estados son aquellas con un diseño gráfico llamativo, como las que integran Campeche y Estado de México, con decorados multicolores.

En la Fiscalía General del Estado la cantidad de denuncias por robo de placas es equivalente al 0.1 por ciento de las que se reponen. La Secretaría de Finanzas y Planeación reportó (en el oficio SEFIPLAN/SSI/DGI/DR/DCVAF/0924/V/20199) 3 mil 619 reposiciones de láminas entre septiembre de 2018 y mayo pasado.

El trámite se repartió de esta manera: en Benito Juárez, mil 675 casos; Solidaridad, 839; Othón P. Blanco, 504; Cozumel, 255; Tulum, 89; Puerto Morelos, 60; Isla Mujeres, 56; Felipe Carrillo Puerto, 44; Lázaro Cárdenas, 39; y José María Morelos, 17.

 

Quizá te interese: Es oficial: el Instituto Municipal de la Mujer en Benito Juárez puede disponer de casetas abandonadas para ampliar sus servicios