Descubre auditoría desfalco por 2.3 millones de pesos en Felipe Carrillo Puerto

276

 

  • En contraste con las irregularidades, la auditoría resalta manejo de recursos para combatir la pobreza.

 

FELIPE VILLA

CANCÚN, Q. ROO.- Una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al municipio de Felipe Carrillo Puerto puso al descubierto la adquisición injustificada de una camioneta de lujo y desfalcos por un monto superior a los 2 millones 300 mil pesos.

Al finalizar 2018, el municipio había erogado el 90.5 por ciento de los recursos. El restante 9.5 por ciento terminó de ejercerse hasta el 31 marzo de este 2019.

En el dictamen de la auditoría combinada de cumplimiento y desempeño 2018-D23002-21-1260-2019 se establece que incurrió en “inobservancias a la normativa, principalmente en materia de destino de los recursos, en incumplimiento de la Ley de Coordinación Fiscal”. Tales faltas a la ley derivaron en un probable daño a la hacienda pública por 2 millones 343 mil 600 pesos.

La irregularidad que representó prácticamente el total del monto observado fue la adquisición de una camioneta. Se trata de un vehículo identificado como “Van Equipado”.

Sólo en esa camioneta el municipio gastó 2 millones 088 mil pesos. La compra del vehículo de lujo, observa la ASF, viola la Ley de Coordinación Fiscal, principalmente en su artículo 33. Tal adquisición implicó un uso indebido de los recursos entregados por la Federación.

Otro desfalco detectado por los auditores es el pago de honorarios, con recursos del Fondo, a personas contratadas por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del estado.

De acuerdo con la ASF, se pagaron 255 mil 571 pesos “a personal de honorarios para supervisión de obra”. Estas personas –observa la ASF, sin proporcionar número de los empleados– trabajan para el gobierno de la entidad, adscritos a la Sedesol.

Además, por esos pagos el municipio no pudo presentar “documentación que compruebe que las actividades realizadas correspondan con la verificación y seguimiento de las obras que se realicen, así como para la realización de estudios y la evaluación de proyectos que cumplan con los fines específicos del Fondo”.

La ASF también concluyó que el gobierno de Felipe Carrillo Puerto no cuenta con un “adecuado sistema de control interno”. Por ello, señala, no tiene las herramientas para “identificar y atender” los riesgos del ejercicio de los recursos.

 

MEJORA ATENCIÓN SOCIAL

Por otra parte, el máximo órgano de fiscalización del país encuentra que la aplicación correcta de recursos entregados por la Federación al gobierno municipal influyó para disminuir la pobreza en zonas marginadas de la demarcación.

La auditoría, contenida en la más reciente entrega del Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2018–, reconoció al municipio los “esfuerzos para abatir la pobreza y garantizar el ejercicio de los derechos sociales” durante los últimos años. Muestra de lo anterior, cita el documento, es que mejoró la calidad de la vivienda popular y la construcción de más espacios de este tipo; disminuyó el rezago educativo, así como el número de personas con ingreso por debajo de la línea de bienestar.

Los recursos auditados sumaron 176 millones 445 mil 800 pesos. Del total, la ASF comprobó que el municipio destinó el 50.7 por ciento (89 millones 465 mil 900 pesos) a la atención de los grupos de población en condiciones sociales más desfavorables.

El resto –con la excepción de las irregularidades por más de 2 millones 300 mil pesos– a programas de drenaje, letrinas, electrificación rural y de colonias pobres y a proyectos de contribución indirecta o complementarios en beneficio de ese sector de la población.

“Los objetivos y metas se cumplieron, en lo general, satisfactoriamente, ya que el municipio de Felipe Carrillo Puerto invirtió los recursos aportados para la atención de la población objetivo”.

 

Quizá te interese: Desarrollan en Tulum un proyecto inclusivo; ayudará a personas con discapacidad