NIDO DE VÍBORAS

237

 

Por: Kukulkán

UN TANTO a la carrera, pero el maratón de Cancún cumplió con la competencia. Que hubo molestias con el cierre de calles, sí. Que ciertos aspectos de la organización dejaron qué desear, también.

PERO EN general el evento salió adelante, más que por la competencia en sí, por el entusiasmo que le pone el público, que es el que de verdad da vida a este tipo de espectáculos deportivos.

POR AHÍ vimos a los Beatles, varios Forrest Gump, algunas Marilyn Monroe y demás personajes que robaron cámara y ayudaron a ponerle ambiente a la competencia. ¿El ganador, los ganadores? Va el cliché: todos.

***

EL QUE no debe andar festejando mucho es el gobierno municipal de Felipe Carrillo Puerto, al que la Auditoría Superior de la Federación le sacó su trapo al sol: de acuerdo con la dependencia federal, el Ayuntamiento compró una camioneta de lujo sin necesitarla.

CLARO, CUALQUIERA tiene derecho a darse un lujito de vez en cuando, pero no con dinero público.

EN CONCRETO, el gustito costó dos millones 300 mil pesos, lana que mucha falta le hace precisamente a los actuales administradores municipales, que ya tuvieron que pedir auxilio al estado para poder pagar nómina y aguinaldos de sus empleados.

NO AFIRMAMOS que se trate de un caso de corrupción, pero limpio limpio lo que se dice limpio no luce el asunto. En todo caso, coincide con un reporte del INAI que coloca a Quintana Roo en la posición tres de los estados que mayor esfuerzo hacen en contra de la corrupción.

SI BIEN todavía falta mucho por hacer, el dato no es menor, sobre todo cuando se toma en cuenta que hace apenas dos años estaba en el lugar 15, lo que representa un avance significativo.

LA LUCHA contra la corrupción, cuyo Día Internacional se celebra hoy, es una carrera de fondo, un ultramaratón, que vale la pena correr.

***

APERTURA A la sociedad civil, incluyente y participativo. Así es el PAN que busca su nuevo dirigente Faustino Uicab Alcocer, que ayer tomó posesión del trono blanquiazul.

COMO BUENA ceremonia de unción, hubo palabras bonitas y grandilocuentes, promesas y más promesas, objetivos ambiciosos y banderitas revoloteando entre aplausos y vítores de los incondicionales y sufridos militantes panistas.

¿SERÁ FAUSTINO el nuevo Moisés que los saque del desierto en que se andan metiendo? La situación no es tan crítica (todavía), pero más vale dar una vuelta de timón a tiempo que encontrarse con el iceberg casi de frente.

POR LO pronto, el nuevo jefe azul ya se fijó como meta aumentar los números de su pueblo, cuyo pase de lista ha tenido varias bajas y ausencias a raíz de la última elección local, en la que salieron medio raspados.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 284