NIDO DE VÍBORAS

428

 

Por: Kukulkán

AL LICENCIADO lo licenciaron. Pese a sus credenciales de egresado de la Pontificia Universidad de Santo Domingo, a Antonio Fonseca León le dieron las gracias por sus servicios como director de Protección Civil en Cancún.

LA VERDAD es que la situación ya era insostenible, pues su permanencia en el cargo no sólo contravenía los postulados de un gobierno municipal que se dice atento a la Cuarta Transformación, sino que además podría comprometer cualquier futura aspiración de Mara Lezama hacia puestos más altos.

PERO COMO en este juego hay que guardar las apariencias, de manera oficial al buen Toño no lo despidieron, sino que le dieron licencia para ausentarse del cargo, tiempo que presumiblemente utilizará para dedicarse en cuerpo y alma a concluir sus estudios de posgrado.

SIN EMBARGO, no todo es malo. Fonseca León ya no tendrá que fingir ser lo que no es y el Ayuntamiento de Benito Juárez podrá ahorrarse un aguinaldo, pues la salida del ahora ex funcionario ocurre justo antes de que caiga el arduamente ganado emolumento.

COSAS DE la política: al final Fonseca León consiguió su tan ansiado título: ahora sí, es licenciado.

***

HABLANDO DEL aguinaldo, los trabajadores del municipio de Benito Juárez pueden estar tranquilos, pues la autoridad anunció que esta misma semana, a más tardar el viernes, les pagará lo que les corresponde.

EL CUMPLIMIENTO de esta prestación siempre es una buena noticia para los empleados y para el comercio en general, que justo en estas fechas galantea con la gente ofreciéndole sus mejores productos y servicios, sean de primera necesidad o superfluos.

POR CIERTO, esperemos no haya supersticiosos en el Ayuntamiento: si no hay sorpresas, el aguinaldo se les pagará el viernes 13.

***

AMARGA NAVIDAD y gris año nuevo espera a la concesionaria Aguakan, al menos en Isla Mujeres, donde la autoridad ya se le puso al brinco (¡por fin!) por lo mal hechas de las obras hidráulicas en el sur de la isla.

EN TEORÍA, para estas fechas debería estar terminada la introducción de drenaje en esa zona; en vez de eso, lo que hay son zanjas y carreteras intransitables, por lo que el alcalde Juan Carrillo ya amenazó con retirarle la concesión.

EL REGAÑO, hecho a la vista del cabildo y del director de la empresa, Roberto Enrique Robles, incluyó una curiosa autoculpa: dice el Ayuntamiento que dio permisos de obra a toda prisa, pero con buena fe.

NO SEÑORES. En obra pública hay procedimientos, mismos que la autoridad reconoce no cumplió. Así ni cómo ayudarlos…

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 285