Causan daño patrimonial por 37 millones de pesos en Othón P. Blanco

412

 

  • La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró daños a la Hacienda Pública por 37 millones 272 mil 900 pesos en la ejecución de 31 obras.

 

FELIPE VILLA

CANCÚN, Q. ROO.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró daños a la Hacienda Pública por 37 millones 272 mil 900 pesos en la ejecución de 31 obras del municipio de Othón P. Blanco entre 2018 y principios de 2019.

Los recursos ejercidos sin sustento provienen del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales, cuyo presupuesto para esta localidad fue de 160 millones 350 mil 300 pesos; y de ahí el 23.2 por ciento se ejerció de forma irregular.

Los resultados de la auditoría combinada de cumplimiento y desempeño 2018-D-23004-21-1261-2019 están contenidos en la más reciente entrega del Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2018.

Los auditores de la ASF encontraron que la mayoría de los recursos se aplicaron en el mejoramiento de 62 viviendas, 40 obras de urbanización, 18 de electrificación rural, 16 de modernización de escuelas, y en la construcción de un centro de salud.

El reporte indica que 31 de estas obras, por 35 millones 228 mil 100 pesos, “no benefician a la población objetivo”: 12 están terminadas, pero no operan; nueve están suspendidas y tampoco operan; tres se realizaron sin que beneficiaran a la población objetivo; una fue concluida, pero no opera por no contar con documentación que la justifique; tres quedaron inconclusas y no funcionan; y tres más están también inconclusas, fueron pagadas parcialmente y se encuentran sin funcionar.

De las 12 obras terminadas, pero que no están en funcionamiento, la ASF señala que tuvieron un costo de 15 millones 416 mil 400 pesos. Se trata de ampliación de red eléctrica para varias colonias, comedores escolares y un albergue.

Con respecto a las nueve obras suspendidas y sin operar, en ellas se erogaron 12 millones. También fue para ampliaciones de red eléctrica, construcción de comedores escolares y, entre otros, techado de un plantel del Colegio de Bachilleres.

Se construyeron dos baños y 18 pisos firmes para población que no era objetivo del Fondo. Esas acciones costaron 323 mil 900 pesos. Otras obras, por 3 millones 762 mil 800 pesos, están inconclusas. Y una más está terminada, no opera y no cuenta con documentación que la justifique. Esta última, por 2 millones 846 mil 700 pesos.

Otra de las irregularidades detectadas es el pago por 511 mil 142 pesos, a “agentes de desarrollo local”, lo que está fuera de los objetivos del Fondo. Por ello, la ASF también “presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal”.

Además, se pagaron obras por 144 mil 700 pesos que nunca se ejecutaron. Y el municipio “perdió” una cosechadora de calabaza que costó 420 mil pesos.

La ASF observó también que el municipio no destinó el 70 por ciento de los recursos en obras de incidencia directa de la población objetivo, que es la de escasos recursos. Llegó al 69.5 por ciento, con lo que no cumplió con la normatividad. Por tal irregularidad también se inició una investigación para determinar las posibles responsabilidades de servidores públicos.

La ASF detectó que en Othón P. Blanco se utiliza un sistema contable obsoleto. Derivado de eso 14 obras pagadas por 14 millones 928 mil 600 pesos no cuentan con la documentación que justifique el gasto. La Contraloría Municipal inició un procedimiento “para determinar posibles responsabilidades administrativas de los servidores públicos”. Todas las irregularidades se concentraron en uno solo expediente, con número CM/DAQPRA/AI/INV/-013/2019.

 

Quizá te interese: Pueblos indígenas, los olvidados de Quintana Roo