Decidirá consulta popular del domingo la suerte Tren Maya

444

 

  • Previo a la consulta pública del domingo, se realizaron asambleas regionales en comunidades indígenas para informar a la población sobre el proyecto del Tren Maya.

 

LAURA CRUZ/OMAR ROMERO

CHETUMAL, Q. ROO.- El domingo será un día importante para el estado. Ese día se realizará una consulta pública, dirigida particularmente a comunidades indígenas, para conocer si aceptan o no seguir adelante con el proyecto del Tren Maya.

El proyecto, una de las principales promesas del gobierno federal, ha enfrentado diversos obstáculos desde su planteamiento, sobre todo críticas de ambientalistas y opositores políticos y economistas, que consideran desproporcionada e inviable su construcción.

Ante ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió llevar el proyecto a una consulta pública que se realizará el domingo en los estados por donde discurrirá el trayecto del tren, sobre todo en los municipios que serán directamente afectados.

En Quintana Roo, el proyecto prevé dos rutas, una que entraría por Campeche y otra por Yucatán; en conjunto, habría ocho estaciones del tren en el estado que conectarían desde Cancún en el norte hasta Chetumal en el sur.

Las mesas de consulta se instalarán en 10 de los 11 municipios; José María Morelos quedará exento de votar, ya que el Tren Maya no prevé pasar por esa demarcación.

 

Postura empresarial

Eloy Quintal Jiménez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal, se manifestó a favor del proyecto del Tren Maya, al que calificó como vital para reactivar la actividad económica del sureste del país.

El dirigente empresarial apuntó que durante décadas los estados del sur se mantuvieron fuera de las prioridades de los gobiernos federales, que enfocaban sus acciones hacia los estados del norte y del centro.

Dijo que es de suma importancia que todos los sectores sociales (empresarios, comerciantes, restauranteros, constructores, empleados, población en general) se manifiesten a favor de su construcción, dados los beneficios que generará para Quintana Roo, en especial para la zona sur.

“Es tiempo de mirar hacia el sureste vía el Tren Maya, un proyecto que iniciará (si se vota a favor) formalmente con obra en marzo, con la consecuente generación de empleos y de oportunidades”.

Quintal Jiménez confió en que la ciudadanía dirá que sí al proyecto, ya que el director del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons ha sostenido una intensa agenda de reuniones, tanto con el sector empresarial como campesino y cooperativas, para ofrecer información sobre avances y fechas de inicio de obras del Tren Maya.

Asimismo, apuntó que será necesario que los planes de ordenamiento territorial y uso de suelo incluyan el impacto que tendrá la obra en cuanto a la infraestructura que se desarrollará en la región.

Hacerlo desde ahora, precisó, permitirá evitar excesos en fenómenos especulativos de la tierra y podrá prever zonas aptas para vivienda social y equipamiento urbano que demandará la población en los próximos 25 años.

 

Sin operativo en Cancún

La Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Benito Juárez no implementará un operativo especial durante la consulta pública que se realizará el domingo para decidir si va o no va adelante el Tren Maya.

El inspector Eduardo Santamaría Chávez, titular de la corporación comentó que el ejercicio está a cargo del gobierno de la República y en las mesas de seguridad hay una coordinación con las autoridades federales.

Sin embargo, en Cancún no habrá un dispositivo especial para este domingo, al mencionar que no prevén complicaciones, por lo que los recorridos y vigilancia de los policías se harán dentro de las acciones que diariamente llevan a cabo.

“Sabemos dónde están cada una de ellas (urnas), pero realmente es una jornada muy tranquila, que no representa (complicaciones). No hay un operativo específico, está incluida dentro de los operativos normales”.

 

Participación

En tanto, el gobernador Carlos Joaquín puntualizó que la organización no está a cargo del estado; sin embargo, están al tanto del tema, además de que han mantenido reuniones con personal del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

“Yo espero que haya una participación importante, que la gente vaya y exprese su opinión, que la comenten, que la pongan en la urna y seguramente será importante para tomar una mejor decisión al respecto de esta inversión, que considero es muy importante para el estado”.

Para Quintana Roo se destinaron un total de 284 mil 300 boletas, que serán distribuidas en 67 mesas en 10 de los 11 municipios del estado que participarán en la consulta.

 

AMLO

Al anunciar la consulta popular, el presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que no está dispuesto a que se repita una carrera de obstáculos para llevar a cabo el proyecto que costará 120 mil millones de pesos y que impactará en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Adelantó que, para él, los resultados del ejercicio ciudadano serán vinculantes.

“Como hay intereses creados como lo vimos en el aeropuerto con 140 amparos, no queremos que esto suceda también en el Tren Maya”, dijo el 11 de noviembre.

Además de los cuestionamientos de ambientalistas, el Tren Maya también ha enfrentado otros inconvenientes.

En septiembre pasado, Fonatur reconoció, por ejemplo, que el lanzamiento de la Fibra para financiar desarrollos inmobiliarios de las 18 estaciones del Tren Maya se retrasará hasta un año.

Estaba previsto que este instrumento financiero fuera lanzado al mercado al cierre de 2019 o inicios del 2020; sin embargo, la complejidad en las negociaciones para asociar a ejidatarios al proyecto lo retrasará hasta finales de 2020 o principios de 2021.

Hasta el momento, se han concretado licitaciones para la ingeniería básica, la contratación de un estudio sobre la seguridad en la región, la regeneración urbana en Escárcega, Campeche, y se anunció que se alistaba una más para los rieles.

De acuerdo con el calendario mostrado por Fonatur a los posibles inversionistas en la ingeniería del proyecto, las prebases para las licitaciones de dos de los siete tramos deberán emitirse antes de que concluya este 2019.

La intención es que la obra en los tramos de Escárcega-Calkiní y Calkiní-Izamal pueda iniciarse en el segundo trimestre del 2020.

En otros tres tramos, las prebases, la convocatoria y el inicio de la obra tendrán que concretarse también el próximo año y, dos más en el 2021.

En todos los casos, se contempla toda la obra esté lista entre el segundo y el último trimestre del 2023, salvo el tramo Bacalar-Escárcega, que ni siquiera tiene fecha de conclusión.

Hasta ahora han expresado su interés en participar en la etapa de construcción empresarios como Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, la familia Hank, la firma BlackRock y una compañía de origen chino.

 

Quizá te interese: Admite Jorge Parra derrota; alega inocencia