¡Listas las Posadas!

298

 

  • María y José estuvieron representados por Anne y Alan Elliott.

 

GABRIELA TORRES ORTEGA

PUERTO MORELOS, Q. ROO.- Como parte del movimiento “Una cuadra, una tradición”, este fin de semana se realizó una posada entre los vecinos de Puerto Morelos con el fin de conocerse entre ellos y unirse, además de pasar un rato divertido entre cantos, comida y pláticas.

“Mi intención de todos estos movimientos culturales es, primero, que le demos la importancia a la cultura, al arte y a nuestras tradiciones como debe de ser, que los respetemos”, platica para Luces del Siglo Claudia Mendiola, artista plástico, creadora “Una cuadra, una tradición”.

“Y la segunda intención, que es la más grande, es decir alto a la violencia de una forma silenciosa y uniéndonos entre vecinos: conociendo a tu vecino, quiénes son, con quién puedes contar para que por lo menos sepas, si algo pasa, que metas la mano por tus vecinos”.

Anteriormente, Claudia organizó en noviembre una actividad en la que se exhibieron ofrendas del Día de Muertos afuera de las casas y algunos lugares de comercio.

Para esta ocasión, el comité estuvo a cargo de la artista plástico y de Anne y Alan Elliott, vecinos de origen canadiense que actualmente viven en Puerto Morelos y que han demostrado su amor por las tradiciones de México.

Así que con ponche, comida y letanías, pero sobre todo con toda la actitud, alrededor de 120 vecinos se juntaron para realizar esta posada, que se llevó al cabo en Villas Morelos 1.

Una de las actividades más importantes fue que cada persona colaboró al llevar, digamos que fue una especie de fiesta “de traje”: algunos llevaron comida, otros sillas y mesas, otros piñatas, etcétera.

Para los niños, hubo juegos inflables y helados.

“Planeé todo como lo planeaban las abuelitas antes: hubo letanía, hubo velitas, hubo comida”.

Parte importante de las posadas son las piñatas, pero tuvieron que posponerse para el próximo domingo debido a que llovió y las actividades fueron al aire libre.

“Vamos a hacer una posada pequeña el próximo domingo (22 de diciembre), vamos a partir las piñatas, que fue lo que nos faltó en esta ocasión”.

 

¿DE DÓNDE VIENE LA TRAIDICÓN DE “PEDIR” POSADAS?

Las posadas son las 9 fiestas, previas a la noche de Navidad, y en las cuales se hace alusión al peregrinaje que María y José realizaron cuando está estaba a punto de nacer Jesús.

Desde el punto de vista religioso, las posadas representan el viaje que realizó la Sagrada Familia (Jesús, María y José) de Galilea a Belén, pues tuvieron que huir de Galilea debido a las intenciones que tenía Herodes de matar a todos los bebés.

Es así que durante este viaje, María y José pedían posada por las noches.

Actualmente, en las fiestas tradicionales de posadas se hacen cantos en los cuales algunas personas salen de las casas (representando a María y José) mientras que otras se quedan adentro y se pide que se les deje entrar.

 

¿Y LAS LETANÍAS?

Una parte importante es la letanía, en la que se prenden velas para “guiar” el camino de los peregrinos, y mientras se hace el recorrido, se pide por la protección de las familias.

 

¿QUÉ SIGNIFICAN LOS PICOS DE LAS PIÑATAS?

Los siete picos de las tradicionales piñatas de Navidad son los siete pecados capitales: lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia.

La intención de romper las piñatas significa la destrucción del mal y el triunfo del bien. De acuerdo con algunas tradiciones, vendar los ojos de quien le pega a la piñata representa la fe hacia su religión.

Mientras que los dulces y las frutas representan las cosas buenas y positivas que están por llegar el siguiente año.

 

Quizá te interese: Siguen los paros del INBA